Expediciones

NOTA DE OPINION

Se acabó el sueño invernal al K2

El K2, la segunda montaña más alta del mundo, seguirá sin haber sido escalada en invierno.

Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Lunes 5 de Marzo de 2018 - 15:16 673 | 0




91







Finalmente, lo que las previsiones iban anunciando de a poco, se hizo realidad. Krzysztof Wielicki , el líder de la expedición anunció que la misma ha llegado a su fin debido a las condiciones en que se encuentra la montaña que implican una alta cuota de peligro para un nuevo intento.

Llega entonces el momento de los balances, de los análisis y de tratar de entender que se hizo bien y qué mal en este enorme intento polaco invernal, que desde un comienzo se había convertido prácticamente en una causa nacional, habida cuenta de la gran experiencia y dedicación de todo el mundo alpinístico polaco para los ochomiles invernales.

Todo comenzó el 29 de diciembre pasado, fecha de la cual han pasado solo dos meses aunque, luego de todos los sucesos acontecidos, pareciera estar tan lejana en la distancia.

La primera sorpresa nos la dieron los mismos polacos –no la montaña- al informar que se realizaría el intento a través de la vía Cesen, que es más directa y rápida que la vía tradicional del espolón de los Abruzzos, que en los planes previos, surgía como la gran candidata.

Claro, la Cesen, mas vertical y peligrosa, aunque más express, debido precisamente a esa verticalidad, la hacía para la temporada invernal algo más desprovista de hielo y nieve, aunque –por lógica- mucho más expuesta al riesgo de avalanchas. Se tomó en consecuencia la decisión de acceder por Cesen, tomando esos riesgos extras que con el correr de las semanas se hicieron sentir, con algunos accidentes, con consecuencias leves afortunadamente que no implicaron riesgo de vida, pero decisivas para sus protagonistas en algunos casos, como Rafal Fronia que debió regresar anticipadamente a Polonia, sin dejar de mencionar el fuerte golpe que tuvo que soportar Adam Bielecki en pleno rostro.

Sin ánimo de criticar las decisiones de un equipo, lógicamente con muchísimo más conocimiento que nosotros, podemos si inferir ahora a la distancia, como se dice habitualmente, con el diario del lunes, que quizás la elección de la vía haya sido el primero de los errores de esta empresa, mucho más aún, potenciado por el hecho que posteriormente, al cerrarse el intento por la Cesen debido a su alta peligrosidad, se retomara el mismo a través de la vía natural del espolón de los Abruzzos.

Pero claramente ya era tarde. ¿Mediados de febrero para iniciar un intento en una invernal al K2 desde una nueva vía? Esa decisión dejó en su momento mudos a más de uno, incluidos nosotros. El sentido común quizás marcaba un cierre total de la expedición en ese mismo momento.

La decisión de reiniciar el intento a través de Abruzzos desnuda la primera gran falla de la planificación: una elección incorrecta de la vía. Y ante eso no hay vuelta atrás. Como dijimos, quizás se debió haber dado por terminado el intento en ese momento y se hubiesen ahorrado los terribles dolores de cabeza que vinieron pocos días después.

 

Sin dejar de mencionar la intervención de algunos de los integrantes de la expedición en el rescate de Tomek y Elisabeth Revol en el Nanga Parbat durante los últimos días de enero, que indefectiblemente afectó el desarrollo de la invernal al K2, provocando retrasos de algunos días, ya que los principales protagonistas se mudaron de montaña para acudir en la ayuda de sus compañeros, que estaban intentando lisa y llanamente una descomunal locura en el ochomil más letal de todos los ochomiles.

Lo dijimos en su momento y lo recalcamos ahora: lo de Tomek Mackiewicz y Elisabeth Revol en el Nanga Parbat, en las condiciones en que hicieron el intento, fue una locura, que lamentablemente se confirma con la pérdida de la vida del escalador polaco y un alto despliege para el rescate activado en su ayuda, con el hecho de haber involucrado a terceros y puesto en riesgo la vida de estos para acudir en su ayuda.

Luego, en conferencias de prensa posteriores, aparece Revol criticando algunos hechos de algunos protagonistas que intervinieron en el rescate, sin llegar a ver que su propia actitud de encarar una montaña de este tipo sin las correspondientes previsiones, fue la gran responsable de todo lo que sucedió. Pero bueno, esto es otro tema ajeno al K2, que no vamos a desarrollar ahora porque ya lo hemos hecho anteriormente, solo lo mencionamos.

Pero volvamos al K2. Dijimos recién que de haber dado por finalizada la expedición al cerrarse la vía Cesen se hubiesen ahorrado los dolores de cabeza posteriores. Así es. Y ese dolor de cabeza tiene un solo origen, causante, si se quiere, no responsable. Se llama Denis Urubko.

Denis fue invitado a la expedición invernal al K2. Si bien Krzysztof Wielicki  era el jefe, el responsable, quien dirigía las actividades en la montaña, con el correr de los días quedó demostrado que Denis era el verdadero protagonista. Primero por sobre la montaña y luego por sobre toda la expedición.

Denis Urubko se llevó puesta la expedición nacional polaca invernal al K2 de 2018. Los hechos lo confirman, en todo sentido.

Denis fue el gran hacedor, el que movió las piezas, el que se cortó de la propia expedición en determinado momento e inclusive el que llegó a mas altura, superando a todos: 7600m. Ningún otro lo hizo.

Denis tenía una convicción. Sabía no por capricho, si por bases científicas, que el invierno terminaba el 28 de febrero. Pero no es algo que Denis Urubko inventó ahora. Él lo viene manifestando desde hace mucho tiempo y eso lo sabían también los miembros de la expedición. Y también conocen muy bien a Denis, y su carácter y determinación, y a pesar de todo eso lo llamaron igual a integrar la expedición. ¿Porqué? Claramente, porque saben de su conocimiento de este tipo de desafíos. Saben qué si existe una persona sobre la tierra capaz de vencer a este tan esquivo ochomil en invierno, esa persona se llama Denis Urubko.

El segundo gran error entonces en esta expedición, en mi humilde opinión fue tener a Denis Urubko y no aprovecharlo convenientemente.

Los partes de expedición que estuvimos recibiendo a lo largo de estos dos meses tenían a Denis Urubko como gran protagonista. En el rescate de Tomek y Elisabeth, estando al frente junto con Bielecki en las posiciones de altura, en aclimatación, en absolutamente todo. Pero no en lo que el sugería, y allí estuvo el error.

Denis Urubko hubiese encarado de entrada un intento a través de la vía de los Abruzzos, eso es sabido. Sin el incidente de Tomek y Revol y con dos meses de trabajos en la vía, quizás se hubiese logrado. Es cierto, las ventanas casi no existieron, pero una cosa es trabajar dos meses sobre una misma vía y otra muy distinta dos semanas.

El cambio de vía de escalada dejó totalmente desnudos a los polacos. Desnudó errores, desnudó protagonistas y desnudó quién era el que manejaba, aunque si poder, los verdaderos hilos de la montaña y dejó en claro quién está completamente capacitado para enfrentar un nuevo reto de este tipo.

Cuando Denis hizo lo que hizo hace ya una semana, lo hizo como un último manotazo de ahogado, por si se daba la ventana en el momento y lugar preciso. Eso no sucedió y Denis dio el portazo y se fue de la invernal con un sarcástico ¡Feliz Primavera!

Pero dejó completamente vacíos a los polacos. Se dieron cuenta que solo contaban con un solo escalador con alta experiencia y aclimatado: Adam Bielecki, pero que solo no estaba en condiciones de afrontar el intento. En esto, en toda esta decisión final si acertaron. Solo que vino a destiempo, algo así como tres semanas tarde. No debieron haber cambiado de vía y buscar intentarlo por Abruzzos, ya era extremadamente tarde y el precio que debieron pagar por ello fue altísimo, quizás se irá viendo a medida que vayan regresando o en las próximas semanas.

 

Conclusión final de las invernales

Todas fueron desavenencias en las invernales a ochomiles de esta temporada. Un fallecido: Tomek Mackiewicz, lamentablemente víctima de sus propios errores.

Un nuevo intento convertido en fracaso en el Everest invernal de Alex Txikón, que fue en definitiva quién hizo mejor las cosas, solo que no pudo porque simplemente, no se pudo. El Everest en invierno es cosa seria, por su altura extrema, trescientos metros más alta que el ochomil que le sigue, que nunca fue escalado en invierno. Tal vez Alex no debiera desvelarse tanto por este logro que ya fue conseguido una vez hace muchos años.

Y la del postre, el K2, con todo lo conocido. De aquí quizás podemos sacar una buena conclusión: el K2 es una excelente montaña para ser intentada en invierno. Pero por Denis Urubko. El es un excelente escalador de ochomiles pero en solitario. Y cuando digo solitario es sin un enorme despliegue detrás. Quizás acompañado por algún otro experimentado en ochomiles invernales, como por ejemplo Simone Moro o algún otro escalador que quiera acompañarlo, porque no Bielecki. O alguien que el mismo Denis elija de compañero. Simone ya dijo que le dejaba el K2 a otros, por pedido de su esposa.

Pero bueno, en definitiva, es una montaña a la medida de Denis. Ya lo demostró esta temporada como integrante de una expedición con enorme despliegue. También quedó demostrado que esa metodología no es aplicable él.

Mientras tanto, el K2 sigue ahí. Sonriente ahora. Va a descansar por los próximos cuatro meses hasta que empiece a recibir, si es que le da la gana, nuevos visitantes pero de verano. Y esa mirada sonriente tiene un doble sentido, como diciendo además: “Vengan a mi, pero solucionen antes vuestros problemas”.

En consecuencia, sigue virgen el K2 en invierno por un año mas, el último de los ochomiles que resta, aunque bajo los preceptos de Denis Urubko, restarían aún ser escalados en el invierno meteorológico el Broak Peak y el Gasherbrum I, que fueron conquistados en temporada fría durante el mes de marzo.



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10928
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10928




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios