DOSSIER RECORRIDOS CON HISTORIA

Las altas cumbres de La Rioja

Parte 3 : La costa riojana

Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Miércoles 23 de Agosto de 2017 - 00:00 284 | 0




17


Por Carlos Eduardo González para Alpinismonline Magazine


"Vengan pastores del campo
que el Rey de los Reyes
ha nacido ya.
Vengan antes que amanezca
que ya apunta el día
y la noche se va.
Albahaca y cedrón,
tomillo y laurel
que el Niño se duerme
al amanecer.
Lleguen de Pinchas y Chusquis,
de Aminga y San Pedro
de Araujo y Pomar.
Antes que nadie lo adore
quesillos y flores
le van a llevar. "
(Los Pastores, Chaya Riojana, por Felix Luna y Ariel Ramirez)



¿Que decir del corredor de la costa riojana? No se me ocurre otra cosa en este momento más que afirmar que es pura poesía. Como los versos de Félix Luna. Desde el mismo momento en que uno empieza a sumirse en sus entrañas, los mismos cerros lo inspiran, desatan nuestra imaginación y nos trasmiten sensaciones que solo pueden ser percibidas en ese lugar.

La costa riojana es un puñado de pequeños pueblos que emergen de las faldas de las Sierras de Velasco. De allí su nombre, porque el camino va costeando las sierras. Unas sierras fantásticas, pertenecientes al conjunto de las Sierras Pampeanas macizo separa los llanos de La Rioja del valle de Chilecito. Cerca de sus laderas se establecen las dos ciudades más importantes de la provincia, la capital riojana del mismo nombre y Chilecito, al otro lado.

Geográficamente, cuenta con dos brazos. Se inicia en la Provincia de La Rioja en Sanagasta, pasa por Aminga, por Aimogasta y atraviesa las localidades de Las Peñas, Agua Blanca, Pinchas, Chuquis, Anillaco, Los Molinos, Anjullón, Santa Vera Cruz, San Pedro y finaliza en Londres, Departamento de Belén, Provincia de Catamarca. Las Sierras de Velasco aparecen en las imágenes satelitales como una "Y" que se prolonga desde el Bajo de Santa Rosa de Patquía Hasta el límite con Catamarca. A la latitud de la ciudad de La Rioja se produce la birfucación que determina la existencia de los cordones oriental y occidental.

La ladera del lado oeste mide aproximadamente desde la intersección con la oriental 143 km donde finaliza cerca de la localidad de Alpasinche.

Con predominancia árida en ella nacen diversos ríos de escaso caudal, el más importante, el río los sauces que abastece de agua al dique del mismo nombre y a la ciudad de La Rioja. También da origen a vertientes y ríos que suministran las localidades de La costa Riojana como Huaco, Pinchas, Chuquis, Aminga, Anillaco, Los Molinos Anjullon, San Pedro y al río san Blas de los Sauces en el norte. En este brazo se encuentra la mayor altura de la sierra del Velasco con el macizo Morado, de 4920m.

La ladera del lado este mide aproximadamente 133 km donde comienza a unos 19 km de la localidad de Patquia y finaliza en sierras de baja altura. Casi en la mitad de su extensión, la sierra corta su continuidad en una falla donde da lugar al río Los Sauces y forma la entrada al valle de Sanagasta y posteriormente a la costa.

Su falda oriental se caracteriza por ser árida y su occidental por ser húmeda, esto debido a que del lado este se condensa la humedad de los vientos húmedos, precisamente en esta región finaliza la región de las yungas, en ella crecen bosques de quebrachos, viscos, molles y espinillos.

Pues bien, todo eso es la costa riojana, un universo de nogales, olivos, viñas, flores, aromas, perfumes, cerros, cantares, folklore, chaya, albaca, cedrón, tomillo y laurel ….

"Albahaca y cedrón,
tomillo y laurel
que el Niño se duerme
al amanecer.
Pídanle a Julio Romero
caballos de paso
y su mula de andar.
Con cajas y con guitarras
iremos cantando
por el olivar.
Albahaca y cedrón,
tomillo y laurel
que el Niño se duerme
al amanecer.
Ay!, Navidad de Aimogasta
añapa y aloja
no habrán de faltar
llega la luna riojana
se muere de ganas
de participar.
Albahaca y cedrón,
tomillo y laurel
que el Niño se duerme
al amanecer."


Los Pastores, Chaya Riojana por Felix Luna y Ariel Ramirez
Interpretado por ARION, coro de niños y jóvenes de Vicente López (1999)



Ciudad de La Rioja

Pero todo se inicia en la Capital, en la misma ciudad de La Rioja. Fundada bajo el nombre de Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja, el 20 de mayo de 1591 por Juan Ramirez de Velasco, quien le da el nombre a las Sierras que enaltecen toda esta región.

"La misma tarde del arribo, y apenas sacudido el polvo que uno amontona en el cuerpo y la ropa, en el largo viaje en ferrocarril, nos dirigimos a San Nicolás, como le dicen a su catedral los riojanos. Es un precioso templo de arquitectura moderna, levantado en una ciudad de aspecto colonial. Me habían anoticiado de que la ciudad era pobre y aburrida, pero tuve la satisfacción de probar lo contrario. La edificación que limita la plaza es sobria pero alegre. La casa de gobierno que los riojanos estaban estrenando, puede decirse en ese año, daba al mareo de su bonita plaza un aspecto pintoresco con sus tejas y sus rejas de puro estilo colonial antiguo. Gente callada, pero jovial y atenta, entraba en el templo y salía de él. o cruzaba de un lado a otro la plaza, sin dar la sensación del apuro y nerviosidad que se nota en otras capitales." - Juan Alfonso Carrizo, Cancionero Popular de La Rioja, 1942.








Que maravilloso testimonio el de Carrizo, ¿no?. Esto lo vivió el mismo, un 29 de diciembre de 1937, y así nos describía a la Iglesia de San Nicolás, que nosotros mismos visitamos antes de iniciar la travesía, setenta y siete años después. Se destaca allí el mausoleo que guarda los restos de Pedro Ignacio de Castro Barros, nacido en Chusquis el 31 de Julio de 1777, miembro de la Asamblea del año XIII y Congresista de Tucumán que declaró la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata el 9 de julio de 1816.

La plaza principal de la ciudad de La Rioja, es un calco de todas las plazas principales de la República Argentina, en especial de sus capitales. La Iglesia, la casa de Gobierno, la justicia y el casino en este caso. Limitada por las calles Pelagio Luna, Joaquín V. González, San Nicolás de Bari y 25 de Mayo.

Joaquín Victor González, nacido en Nonogasta, fue gobernador de la Provincia de la Rioja entre 1889 y 1891, mas allá de haber sido el impulsor del Cablecarril Chilecito-La Mejicana.





Pelagio Baltasar Luna, nació en la ciudad de La Rioja el 6 de Enero de 1867, y fue vicepresidente de la Nación. En las elecciones presidenciales de Argentina de 1916, primeras efectuadas tras la reforma electoral de Roque Sáenz Peña (Ley Sáenz Peña) fue elegido vicepresidente de la Nación acompañando a Hipólito Yrigoyen con 372.810 votos, superando a las fórmulas del Partido Conservador (Ángel Rojas - Juan Eugenio Serú, 154.549 votos), del Partido Demócrata Progresista (Lisandro de la Torre - Alejandro Carbó, 140.443 votos) y del Partido Socialista (Juan B. Justo-Nicolás Repetto, 56.107 votos).

Antes de partir de la capital, veamos que más nos decía Juan Alfonso Carrizo, de la ciudad de aquél entonces:

"Una luz mediocre iluminaba las calles, y acaso podía apagarse sin que nadie notara su ausencia, porque en el cielo brillaba esa luna que tienen los riojanos, serena, tranquila y rebosante de luz. Como una niña muy bonita, se paseaba sólita por el cielo. Deseaba ardientemente recoger cantares, y como estábamos en tiempo de pesebres, pregunté dónde quedaba uno, y nos fuimos allá. En lo que estábamos contemplando el inefable cuadro del Nacimiento, una nenita como de cinco años entró en la sala. "Va a decir una loa", cuchicheaba una señora con otra, mientras le arreglaba el moñito del tocado. Y esto es lo que nos obsequió: "


En el portal de Belén
hacen fuego los pastores,
para calentar al Niño
que ha nacido entre las flores.

Ya me voy, pues, mi Señora,
pero volveré mañana,
porque yo no puedo estar
lejos del dueño de mi alma."


Antes de irnos de la Capital, vamos a hablar un poco de La Chaya. La Chaya es la fiesta ancestral por antonomasia de la provincia de La Rioja, "La fiesta de los tres días", una gran fiesta de amistad y de alegría, de compartir y dejar a un lado todas las penas. Se celebra en la época de carnaval.

Cuenta la historia que los primeros españoles llegados a estas tierras se encontraron con una fiesta singular de agua y danza que celebraban los diaguitas festejando la finalización de las cosechas, aunque en La Rioja de hoy esté muy ligada al Carnaval de febrero. Es entonces cuando se realiza el Festival Nacional de la Chaya, además de las típicos topamientos (acercamiento festivo) por los barrios, con agua, harina, albahaca, vino y vidalas para refrescar la amistad de todos.

La leyenda de la niña Chaya y el Príncipe Pujllay

En la memoria de los naturales ha quedado grabada la historia de una niña india: "Chaya", muy hermosa, que un día dolida de tristeza por su amor imposible hacia el joven príncipe de la tribu "Pujllay", desapareció en la alta montaña, convirtiéndose en nube. De allí la tradición popular rescató ambos vocablos:
Chaya o "Agua de Rocío" es símbolo de la perenne espera de la nube y la búsqueda ancestral del agua (elemento vital muy caro al sentir riojano).






Pujllay, voz cacana que significa "jugar, alegrarse" personaliza a un héroe ridículo, que enamorado de la bella Chaya y desilusionado por no poder concretar su amor debido a la oposición de la tribu, se dedica a la borrachera hasta que un día muere quemado en el fogón de la fiesta. Esta es tal vez la tragedia riojana de sabor griego que aparece en las actuales fiestas chayeras, con la "Quema del "Pujllay" y su "Entierro" al finalizar el carnaval de febrero.




"Chayita del vidalero - por Ramón Navarro

Chayita del vidalero
te nombra en la siesta
el vino y el sol
y una chinita riojana,
la falda pegada
de agua y almidón

Venga vinito patero,
dulzón y fiestero,
adentro nomás,
para que un grito chayero
suba por la sangre
de un vidalero

La luna bajó hasta el pueblo
y entró por la calle larga
con un tambor en los brazos
y una copla enamorada

El carnaval de La Rioja
huele a algarroba chancada
mientras crece pecho adentro
la copla de la vidala

La luna dejó una copla
de amor en cada ventana
y un Miércoles de Ceniza
se fue por la calle larga...

Chayita del vidalero
déjame tu copla,
te entrego mi voz
y esta cajita chayera,
templada en el fuego
de tu antiguo son

Venga vinito patero
dulzón y fiestero,
adentro nomás,
para que un grito chayero
suba por la sangre
de un vidalero"

Chayita del Vidalero, Chaya Riojana por Ramón Navarro
Interpretado por Los Arroyeños (2000)



Una historia maravillosa, que no podíamos dejar pasar en esta nota, que mas que nota, es una celebración para este maravilloso pueblo riojano y nuestra admiración por esa particular madre tierra.

Dejamos la Chaya y tomamos por la calle San Nicolás de Bari hasta la Avenida Oyola y desde allí hacia la derecha hasta empalmar la Avenida Juan Ramirez de Velazco que nos va a llevar hacia la ruta nacional 75. Allí, donde la avenida se convierte en ruta, ingresamos a un camino serpenteante entre cerros cubiertos de vegetación por un camino donde a ambos lados vamos a encontrar población, cabañas y distintos puntos de interés. Estamos en la Quebrada de Los Sauces.

A sólo 7 kilómetros se localiza Las Padercitas, declarado Monumento Histórico Nacional. Se trata de una construcción de adobe que simboliza parte de los comienzos de la historia de La Rioja, con sus enfrentamientos entre los españoles y los pueblos originarios que habían sido despojados de sus tierras, su espiritualidad y su libertad.





Esta edificación tuvo como principal función actuar como fuerte donde los españoles se defendían de los ataques de los grupos diaguitas más radicalizados de la región.

Continuaremos hasta llegar al segundo sitio que es el Dique Los Sauces, distante 15km de la capital provincial.

En el dique se localiza el Club de Pesca, el Club Náutico de La Rioja y el Camping Municipal, que cuentan con zonas para acampar, asadores, piletas y sanitarios. Tenemos también un balneario que en los meses de verano, con el calor sofocante de la ciudad, se convierte en un importante punto de reunión, debido especialmente a la cercanía con la ciudad.

Siguiendo este mismo camino hacia el dique, se encuentra el Túnel Sanagasta-La Rioja, el acceso al Pucará del Dique y al Cerro de la Cruz y su Rampa de lanzamiento de Aladeltas y Parapentes.





El túnel fue construido para permitir la circulación de vehículos de gran porte en la Ruta Nacional 75 ya que mejoró ostensiblemente la geometría del trazado, eliminando las curvas en forma de U. El mismo tiene una longitud de 730m, 8,40 m de ancho y una altura máxima de 6,60 m, con un sistema de iluminación de última generación, proyectada para una velocidad vehicular de 60 km/h, que minimiza el efecto de boca oscura al ingresar en horas diurnas. A su salida, usted podrá asomarse y disfrutar de la majestuosidad del paisaje del lago artificial, formado al embalsar las aguas del Río de Los Sauces.

Villa Sanagasta

Continuamos por la ruta nacional 75 y luego de 14km desde el dique llegaremos a la localidad de Villa Sanagasta, ciudad cabecera del departamento Sanagasta, antes denominada Villa Bustos. Tiene 2200 habitantes y cuenta con importantes plantaciones de nogales, durazneros, higueras y viñas. En las afueras de la localidad podemos encontrar, sobre la ruta 75, el Parque Geológico Sanagasta, una reserva provincial.






Ubicada en el valle habitado antiguamente por diaguitas y capayanes. Tan antigua como la capital provincial, Villa Sanagasta recuerda el año 1591 como fecha de origen oficial. Así, según un relato histórico de Dardo De la Vega Díaz, de la "provincia de Los Sanagasta" habla por primera vez Ramírez de Velasco tras la fundación de La Rioja, refiriéndose a ella como un territorio desbordante de naturales no descubierto aún por los cristianos.





"Pueblo de negros" sería el significado más cercano a la denominación de esta villa, y el culto de sus pobladores se concentraría en la Virgen India, imagen traída a Sanagasta a fines del Siglo XVII por un grupo de indios que, proveniente del Cuzco, llegara a estas tierras a través del Camino del Inca. Hoy encontramos la iglesia de la Virgen India o Virgen de La Morenita, aquella que Jorge Cafrune cantaba en uno de sus temas tan reconocidos:

Virgen India, por Jorge Cafrune

"Virgen morenita,
Virgen milagrosa,
Virgen morenita
te lego mi cantar.
Son todos en el valle devotos de tus ruegos.
Son todos peregrinos Señora del lugar.

Virgen morenita,
india fue tu cuna,
porque india Tú naciste por la gracia de Dios.
Así somos esclavos de tu bondad divina.
Así somos esclavos de tu infinito amor.

Así será, Virgen mía:
mereces el respeto y la veneración.
Por eso yo te canto, te elevo mis plegarias
y pido que escuches mis ruegos por favor.

Virgen morenita,
Santa Inmaculada,
Virgen morenita
Señora del lugar.
Tú gozas del respeto y del cariño de tus hijos,
así los peregrinos te rezan en tu altar.

Virgen morenita,
india te llamamos,
porque india Tú naciste por la gracia de Dios.
Así somos esclavos de tu bondad divina.
Así somos esclavos de tu infinito amor.

Así será, Virgen mía:
mereces el respeto y la veneración.
Por eso yo te canto, te elevo mis plegarias
y pido que escuches mis ruegos por favor."



Virgen India, Vals por Jorge Cafrune
Interpretado por Soledad Pastorutti (2014)













El camino a la Pampa de la viuda

Este camino emerge hacia la izquierda de la ruta nacional 75, a pocos kilómetros de Sanagasta. Se trata de una ruta que permitirá unir la ciudad de La Rioja con Chilecito reduciendo en parte los 198 km que hoy los separa. Se comenzó a construir en septiembre de 1999 en la segunda presidencia de Carlos Saúl Menem. En una de los informes de Vialidad que publica el Ministerio de Economía de la Nación, se desprende que la obra tenía previsto terminarse en octubre de 2003.

Parte de ese camino fue inaugurado en marzo de 2007. Se trata de un tramo de 18 kilómetros de longitud, perfectamente pavimentado, que hasta el día de hoy, muere en la ladera de una montaña. Esto es lo que hoy en día puede recorrerse, y por mas que aún no esté concluido, definitivamente les recomendamos recorrerlo, porque es realmente un paseo digno de ser vivido.

Hace algún tiempo, hicimos un informe completo en Alpinismonline Magazine respecto a este camino. Ustedes pueden verlo aquí y enterarse de los pormenores de su inconclusión.





Pero mas allá de esos temas, que no vienen al caso, digamos que permite que los turistas y los propios riojanos puedan acceder a uno de los lugares más hermosos que ofrece La Rioja.

La Pampa de la Viuda se trata de un esplendido valle ubicado en el interior de la sierra del Velasco, por cuyos recodos se hacen lugar las aguas cristalinas del río Huaco. Al subir sobre los faldeos, el camino recorre elevadas cornisas con centenares de cardones que crecen en la montaña rocosa. Este paraje cuenta con un Parque Geológico en plena etapa de estudio, único en su tipo, por sus singulares hallazgos paleontológicos.

El recorrido de 18km se trata de una ruta pavimentada en muy buen estado, que se desarrolla en un terreno ascendente y muy sinuoso, con camino de cornisa en algunos sectores. Lógicamente hay que circular con precaución, pero no existe ningún problema de transitabilidad.




Si, en algunos momentos la pendiente puede hacerse algo pronunciada. Luego de recorridos 15 kilómetros realmente maravillosos, donde puede apreciarse el mismo recorrido de la ruta en las laderas de la montaña, de pronto la pendiente se detiene y aparece delante de nosotros una amplia llanura. Hemos arribado a la Pampa de la viuda, a 2110 metros sobre el nivel del mar. Un lugar extremadamente acogedor por el silencio, la soledad y la paz que trasmite y que de inmediato invade todos nuestros sentidos.





Lamentablemente el tramo que puede disfrutarse en muy corto. Solo tres kilómetros mas y la ruta finaliza abruptamente frente a la pared de la montaña.

Es una verdadera lástima, un enorme desperdicio de naturaleza el no poder continuar disfrutando de este paisaje debido a un proyecto inconcluso, que en realidad no tiene fecha de finalización, poco se sabe de él y que en definitiva constituye un desarrollo fundamental para la economía de la provincia, mas alla de cualquier cuestión de carácter turístico o natural, que si bien es invadido en cierta forma por una obra vial, con las debidas precauciones, puede salvaguardarse este sentido y al mismo tiempo proveer de un desarrollo útil para la comunidad.

Esperemos que en un futuro próximo, la desidia e inoperancia de los gobernantes puedan rescatar este rincón de la provincia de La Rioja, mas aún, de la República Argentina, para que todos podamos disfrutarlo y gozar de su existencia.

Bien, retornamos a la ruta nacional 75, y comenzamos a ascender por ella. Recorremos paisajes serranos fantásticos, adornados por todos esos perfumes que antes mencionamos. Luego de 43km llegamos a Agua blanca, que es un poblado rural disperso, pero que marca el punto de partida de una serie de pueblos y localidades, que hacen al espíritu de la costa riojana.

Pinchas

A 5 km de Agua Blanca. En 1645 el gobernador del Tucumán don Gutierrez de Acosta y Padilla otorga, según consta en la documentación utilizada, la posesión de títulos de merced y demás autos de las Aguadas de Chuquis y Pinchas que están en el término del pueblo de Aminga, a Gabriel de Mercado y Reinoso hijo de padres fundadores. Su padre el capitán don Gabriel Mercado y Reinoso, había participado de la fundación de la Ciudad de La Rioja, poseía varias encomiendas y el mayorazgo en el pueblo y repartimiento de Aminga.





La solicitud abarca las tierras, "que corran a lo ancho y otras a lo largo más dos leguas de sierra". El propósito de la posesión era para poblar una estancia de ganado, chacras y huertos sin perjuicio de los "naturales de las aguadas que se ha de servir". Constan en el documento las certificaciones del otorgamiento de la merced a Mercado y Reinoso el 9 de noviembre de 1645 y el 23 y 24 de enero de 1646.

Si bien las tierras habían sido otorgadas a Mercado y Reinoso, Pinchas fue finalmente fundada por Miguel Nieto Príncipe en 1647.

Es una zona de producción de miel, dulces, frutas secas, nueces, manzanas, duraznos, vid y artesanías. A principios y hasta mediados del Siglo XX, en la zona serrana próxima, se criaba y engordaba ganado, que en la época del furor minero en Famatina y Chilecito se trasladaba en arreos hasta esas localidades. Inclusive ese ganado en ocasiones se llevaba en pie hasta Villa San José de Vinchina, y desde allí hacia Chile.

Chuquis

A 7 km de Pinchas. La palabra "chuquis" proviene de la lengua diaguita, en referencia a un tipo de cuarzo llamado pedernal utilizada para fabricar puntas de flechas y lanzas. En cercanías de la localidad existe una caída de agua llamada La Yacurmana, que en la misma lengua significaría "Madre del Agua". Don Gabriel de Mercado y Reynoso en 1646 compró la Merced de las Aguadas de Pinchas y Chuquis. Posiblemente este primer asentamiento español se radicó en la zona sur, donde en 1777 nacería Pedro Ignacio de Castro Barros. Se trata del hijo dilecto de Chuquis, sacerdote que representó a La Rioja como diputado en el histórico Congreso de Tucumán. En su honor se edificó un museo histórico en el solar de su casa natal.

Originario de Chusquis era el indio "Ño Manuel", a quien Atahualpa Yupanqui despidiera en 1939 con aquellos versos "Viejo Silplituca de las viejas chayas, te canto mis coplas de tono menor y pienso guardarme la mejor vidala para que algún día cantemos los dos".






El folclorista Ramón Navarro, en su momento integrante del grupo Los Cantores de Quilla Huasi, describe al pueblo en la canción "Mi pueblo azul".

Mi pueblo azul, por Ramón Navarro

Un viejo caminito senda gris
recorre mi nostalgia, habita en mi.
Por el se va viajera mi canción,
buscando el pueblo azul donde nací.

Si una brisa perdida trae a mi
aromas de poleo y de cedrón,
igual que un campanario el corazón
se puebla de palomas la ilusión.

Es mi pueblo un cerro azul
es rumor de acequia en el parral
Es la gente, el sol, la luz
es la sombra vieja del nogal.

Se que tu pueblo será
como mi pueblo tal vez
se que también sentirás
esta vieja añoranza que te hará volver.

La Iglesia de Chusquis, dedicada a la Virgen del Rosario y construida en 1849, ha sido pintada por la mayoría de los pintores riojanos y es casi sinónimo de "iglesia de pueblo".

Por su parte, en la localidad de Chuquis encontramos el embalse La Greda, uno de los principales puntos de interés de la localidad, al cual se accede a través de un sendero desde el corazón del pueblo de Chuquis.














Aminga

A 9 km de Chuquis. Cabecera del departamento de Castro Barros. Una de las leyendas populares más difundidas de la provincia se refiere a la Salamanca, palabra que deriva del quechua y representa "reunión de brujas" o "aquelarre". Según esta leyenda, en cavernas o huecos de difícil acceso se realizan estas reuniones en las que se planean actos malignos o maliciosos y se sellan pactos nefastos, siempre perjudiciales para los hombres. En cercanías de Aminga se encuentra una de estas locaciones. En contraposición a esto, Frente a la plaza principal se encuentra la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, sobre el mismo emplazamiento de un antiguo templo jesuita del siglo XVIII del cual se conservan algunas ruinas, muy deterioradas. El edificio actual tiene alrededor de 100 años de antigüedad y en él se reinstalaron las campanas y la imaginería del templo primitivo.













Anillaco

A 7 km de Aminga. El término Anillaco hace alusión a "La aguada del cielo", porque baja de lo alto del cerro, que se confunde con el cielo. Tanto podemos decir de esta localidad, una de las más hermosas de la costa riojana. Duerme casi acariciando las faldas de los cerros. Una región productiva por excelencia, con viñas, frutales, nogales, olivos, en fin, toda la actividad que caracteriza la región con algunas características adicionales que le dan un toque de distinción.

Existe en Anillaco una industria vitivinícola, Bodegas San Huberto S.A y Finca Los Talas de Martin Berte y Flia productores de pasas de uva.







Es conocida por ser el lugar de nacimiento de Carlos Saúl Menem, el 2 de julio de 1930, presidente de la Nación Argentina en el período 1989-1999, quien tiene allí su residencia particular "La Rosadita", una finca rodeada de muros que solo permiten visualizar parte de su silueta y se encuentra enclavada en medio del poblado.





Una muy pintoresca localidad riojana, como dijimos, típica de la costa. Cuenta con una estación de servicio del ACA y una pista de aterrizaje a un costado de la ruta nacional 75 construida en 1997, de la cual el gobernador de La Rioja en ese entonces, Ángel Maza indicó que la pista serviría para la exportación agrícola de los productos de la región. Actualmente la pista se utiliza para vuelos oficiales y es utilizada por empresarios que operan en la región.









Continuando hacia el este de la ruta de entrada a la localidad, luego de recorrer 28 km, llegamos a El Señor de la Peña.

El Señor de la Peña

El Señor de la Peña es una enorme roca con forma de rostro (Perfil y Cabellera), desprendida de las estribaciones de la Sierra del Velasco. Está ubicado geográficamente en el Paraje El Barreal, en el Departamento Arauco.

Los habitantes Diaguitas fueron los primeros en encontrar esta roca, y lo tomaron como un punto de referencia para sus cacerías de animales salvajes, además, este lugar les servía de resguardo, sombra y protección de la seca y árida extensión de tierra Arauqueña. Lo llamaron primitivamente el Dios Llastay (Protector de la montaña y la Caza).

¿Porqué lo llamaron el Dios Llastay?, porque esta etnia indígena, adoraba toda figura antropomórfica, es decir que en aquellos tiempos, los aborígenes ya descubrieron su forma de rostro humano.

Al paso del tiempo, y con la llegada de los primeros Españoles a la región, trayendo consigo la misión de Cristianizar, aprovechan esa antigua devoción indígena para inculcar de que se trataba del rostro de Cristo, desde allí es que toma este nombre, "EL SEÑOR DE LA PEÑA"







Su estampa mide aproximadamente 12 mts de altura, por unos 20 mts de periferia; tiene una tonalidad suavemente rojiza. En su cima se levanta una cruz de hierro. La naturaleza dotó al ídolo de un perfil hierático, un fuerte perfil humano con amplia frente, ojos y nariz muy pronunciados, y un prominente mentón.

La cruz de hierro que tiene en su cima, fue colocada en el año 1842, por un ciudadano que residía en el Distrito Machigasta, en el departamento Arauco, Don Vicente Cedano, ayudado por arrieros vaquéanos.

Según cuenta la historia, la iglesia católica no aceptaba en ese tiempo la veneración de esta masa pétrea, hasta se enviaban custodios para evitar su adoración. Sin embargo, los lugareños solían esconderse hasta que la custodia abandonara el lugar, y así poder demostrar su devoción. De esta forma, y con el paso del tiempo, fue creciendo su feligresía.

La asunción de Monseñor Enrique Angelelli a la Diócesis Riojana en el año 1968 guiado por la orientación Pastoral del Concilio Vaticano Segundo, significó un gran paso para la aceptación "definitiva" de este lugar, como espacio de verdadero regocijo Cristiano en la iglesia católica. Por entonces, fue el cura párroco de Arauco, Julio Cesar Goyochea, quien construyó el primer Vía Crucis de piedra y cemento en el lugar.

En el año 1978, el gobierno provincial con su entonces gobernador Llerena, promulga mediante Decreto de Ley 3.828/78 la adjudicación al Obispado de La Rioja, un total de 30 hectáreas, en un polígono que encierra 8.823 metros cuadrados.

En la actualidad, El Señor de la Peña congrega cada año, más de 50 mil fieles de diferentes puntos de la provincia, el país, y países vecinos

Los Molinos

A 10 km de Anillaco. Conforme a los datos que se registran, el pueblo de Los Molinos tiene más de 300 años, basándose en un censo de la iglesia del año 1707, donde ya figuraba como "Estancia Los Molinos". En un importante árbol geológico del pueblo, se encuentra como primeras pobladoras Carmen y Magdalena Paz. Según relatos de personas mayores, en el pueblo existe un olivo cuatricentenario. En 2016 fue declarado Pueblo Cultural de la Provincia de La Rioja.

El pueblo continúa celebrando las fiestas introducidas en el pasado, destacándose entre ellas el Carnaval de La Plaza, alrededor de la plaza, ubicada frente a la Iglesia de San José originaria de 1894, entre los restos de dos molinos harineros del Siglo XVIII conservados en la misma.

Anjullón

A 4 km de Los Molinos. Su nombre es de origen quechua y significa "agua que cae de la ladera". La Iglesia de Anjullón es un templo de finales del siglo XIX consagrado a San Vicente Ferrer. Las características constructivas son equivalentes a las de otros edificios religiosos de la zona: planta rectangular con escasas aberturas, muros de adobe de gran espesor, exterior de lineas netas y pintado de blanco.

La Quebrada de Anjullón se inicia a unos 3 km hacia el oeste de la localidad y es un recorrido de características recreativas, a lo largo del cual existen algunas ubicaciones donde es posible practicar la pesca de trucha.

San Pedro

A 20 km de Anjullón. La Iglesia de San Pedro se encuentra frente a la plaza de la localidad y es una de las más importantes del departamento. La construcción inicial se realizó en el año 1889 utilizando la técnica constructiva de muros de adobe revestidos en piedra labrada. A lo largo del tiempo fue objeto de tareas de conservación.







En la década de 1970 el edificio fue sometido a un intenso trabajo de mantenimiento para el cual cada familia de la comunidad colaboró con una piedra labrada por cada uno de sus integrantes. La Iglesia posee imágenes antiguas de San Pedro y diversos elementos ornamentales y constructivos de interés.

Aimogasta

A 18 km de San Pedro. Aimogasta o Villa de Concepción de Aimogasta es la localidad cabecera del Departamento Arauco. Es un centro olivícola, comercial y turístico, el mayor productor provincial de aceituna, de la variedad "Arauco".

En la época colonial española era una zona habitada por los aborígenes Paziocas, administrada desde 1558 por la Provincia de Catamarca y desde 1688 definitivamente por la Provincia de La Rioja.

Existen opiniones diferentes en cuanto a su fundación. Una de ellas afirma que la localidad fue fundada el 24 de mayo de 1591, sólo cuatro días después de que Juan Ramírez de Velazco fundara la ciudad de La Rioja. Esta hipótesis se basa en la existencia de documentos que probarían la repartición de las tierras. El 24 de mayo se conmemora actualmente y coincide con la celebración central de la Fiesta de la Olivicultura que celebra el fin de la cosecha de la aceituna.





Otras fuentes indican que Aimogasta no pudo haber sido fundada, en el sentido de inicio de un asentamiento en un lugar vacío, ya que existía allí población aborigen desde tiempos precolombinos. Una tercera opinión sugiere que, en el caso de Aimogasta, la expresión "llegada de los españoles" es más ajustada a los hechos que la palabra "fundación", lo cual apoyaría aún más la segunda de las hipótesis.

"Las últimas parcialidades de indios aymogastas y sanagastas vivían, a mediados del siglo XVII, en jurisdicción de la ideal ciudad de San Juan Bautista de la Ribera de Londres, en Pomán, y fueron encomendados al vecino de esa ciudad residente en La Rioja, capitán Nicolás Carrizo de Garnica, por el entonces gobernador del Tucumán, don Lucas de Figueroa y Mendoza, en auto fechado en Córdoba el 12 de mayo de 1673. Para esa época, los indios habían quedado reducidos a trece personas, pero, así y todo, no eran para ser despreciados y bien valía gestionar por ellos hasta en la Real Audiencia de Buenos Aires, como se hizo." - Juan Alfonso Carrizo, Cancionero Popular de La Rioja, 1942.





La importancia y la existencia de los pueblos originarios en esta región de La Rioja, queda bien manifestada en este párrafo de Juan Alfonso Carrizo, quién llegó a Aimogasta a fines de febrero de 1937, cuando escribió estas líneas. Su investigación en busca de cantares de aquella época, brinda un testimonio maravilloso, que nos da un perfil acerca de los distintos aspectos del desarrollo de la región, y en este caso en especial, de la ciudad de Aimogasta.

El Patay es una especie de torta realizada con harina de algarrobo blanco típica del centro, noroeste y norte de Argentina, también la comían pueblos originarios de Chile quiénes tuvieron contactos con los incas, diaguitas, atacameños, colla. El patay cumplió las funciones de ser una especie de "pan" en la dieta de pueblos aborígenes como los paziocas (diaguitas), huarpes, calchaquíes, comechingones, sanavirones, entre otros. En la actualidad es un alimento típico de la población criolla del interior argentino, especialmente en el norte de Cuyo y el noroeste.





Veamos esto que dice Carrizo respecto a esto:

"Don Arturo Herrera, director de la escuela nacional de Sálicas, distinguido y cultísimo vecino de Arauco, nos decía: que los paisanos industriosos en la elaboración del patay sacan hasta trescientos pesos por hectárea de algarrobal. Ahora hay algarrobales solamente en El Pantano; el que hubo en Aimogasta desapareció por completo, de gajito en gajito, para encender fuego, cuando no bajo el hacha del carpintero. Talado el bosque, la tierra cultivable se ocupó con olivos y el nativo, hijo del primer ambiente, se encontró extraño en su propio suelo y se adaptó perdiendo sus costumbres ancestrales e indígenas, o bien emigró. Por eso es que no obstante haber merecido en el padrón de 1807 a 1808 el calificativo de Pueblo de indios de aymogasta, esto es, que no era ni siquiera estancia, como los pueblos vecinos de Arauco y Castro Barros, hoy día sólo hay uno que otro apellido indígena entre los actuales vecinos. El nativo desapareció para dar lugar al blanco. Ahora, con el ferrocarril, Aimogasta se está europeizando día a día, y son pocos, relativamente, los nativos de largo arraigo en la población."

Al norte de Aimogasta encontramos a Machigasta, incorporada hoy en día al centro urbano de la primera.

Machigasta

Es uno de los pueblos más antiguos del Departamento Arauco. Fue escenario de cruentas luchas entre indígenas y españoles durante la época de la conquista y las guerras calchaquíes. Es famosa por las Ruinas de la Segunda Iglesia de Machigasta, que se encuentran a 7 km del centro de la ciudad de Aimogasta.

"El agua, que, como dice la frase clásica de don Ignacio de Avellaneda, es el alma de las tierras, faltó, y así se produjo la muerte de Machigasta. En 1895, tenía este pueblo 104 habitantes, y en 1914, 587. Hoy en día (1937) pueden verse los troncos de los olivos viejos de Machigasta, como testigos mudos de una época de esplendor.

¡Ahmalhayas quién se viera
En los bordos de Aimogasta,
Divisando buenas tierras:
Las pampas de Machigasta!


Así dice la copla, y es verdad que son buenas sus tierras, pero yermas y secas." - Juan Alfonso Carrizo, Cancionero Popular de La Rioja, 1942.


Y ahora pegamos la vuelta, volvemos a Aimogasta y miramos hacia atrás en el camino y nos quedamos pensando en toda esa historia, en tanta riqueza cultural que encierra todo este valle que acabamos de recorrer.

Cuando te vas, lo recordas con una sonrisa, y un poquito de nostalgia. Y pensas, tal como me sucede a mi mismo hoy en día, pensas y no dejas de pensar cuando vas a volver. Es una región donde uno aprende, uno se siente maravillado por esos paisajes pero mas allá de eso, aprende. Y sigue aprendiendo una vez que se fue, porque es tan profunda la marca que deja que uno siente ese impulso incontrolable de querer conocer. Es lo que llevó a hacer esta nota, al menos en mi caso.

La Rioja, Sanagasta, Pinchas, Chuquis, Aminga, Anillaco, Los Molinos, Anjullon, San Pedro, Aimogasta; un puñado de ciudades y pueblos que hicieron grande a la historia de La Rioja, que van mas allá del olivo, del nogal, de la albaca, del cedrón, del tomillo y del laurel. La costa riojana es un canto popular, es historia que se vive y palpa en las faldas de cada cerro. Es una copla de un valle que llega hasta el corazón.

"Coplas del valle", por Ramón Navarro

Esta zambita andariega
viene llegando
y se mete a la rueda
como jugando.
Un pañuelito en el aire
y una esperanza:
corazoncito ardiendo
como una brasa.
Vengo desde Aimogasta,
pa Las Pirquitas.
Traigo una flor del aire de la lomita,
pa mi tinogasteña, niña churita.
Venga, bailemos la zamba
repiqueteada:
allá se oye un bombito,
por la quebrada.
Cuando me vuelva a mis pagos,
he de llevarme
un ponchito i vicuña,
hecho en el valle.

Coplas del Valle, Zamba por Ramón Navarro
Interpretado por Los Fronterizos (1974)












Bibliografia:
Aimogasta Noticias
Welcome Argentina
Cancionero Popular de La Rioja - Juan Alfonso Carrizo, 1942

Discografía:
Los Pastores, Chaya Riojana por Felix Luna y Ariel Ramirez, interpretado por ARION, coro de niños y jóvenes de Vicente López (1999)
Chayita del Vidalero, Chaya Riojana por Ramón Navarro, interpretado por Los Arroyeños (2000)
Virgen India, Vals por Jorge Cafrune, interpretado por Soledad Pastorutti (2014)
Coplas del Valle, Zamba por Ramón Navarro, intepretado por Los Fronterizos (1974)

Agradecimiento:
Secretaría de Turismo de la Provincia de La Rioja



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10705
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10705




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


TU NOMBRE

COMENTARIO


INGRESA ESTE CODIGO DE SEGURIDAD


AQUI