PANORAMA EN EL HIMALAYA

Ueli Steck y David Göttler inician la apertura de una nueva ruta al Shisha Pangma

Lo hacen en estilo alpino, sin la utilización de O2 suplementario. Horia Colibasanu y Peter Hamor van por el Manaslu. El mal de altura, protagonista en el campo base del Everest

Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Jueves 5 de Mayo de 2016 - 11:01 1508 | 0




36


Por Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline

 

Ha finalizado el período de aclimatación para Ueli Steck y David Göttler después de cuatro semanas de permanencia en el Khumbu, con tiempo en el campo base del Shisha Pangma y ascenso a picos vecinos que incluyó un 6900.

En consecuencia ya están listos para el intento de cumbre, solo resta aguardar una ventana de buen tiempo, dado que hasta ahora, a pesar del sol, las temperaturas se mantienen bajas y vientos muy fuertes.

La cara sur del Shisha Pangma parece estar en muy buenas condiciones, de acuerdo a lo manifestado por Steck En cuanto a la velocidad, todo dependerá de las dificultades técnicas que van a encontrar, pero la intención es emplear el menor tiempo posible, lo que no nos sorprende conociendo a Ueli Steck.

Recordemos que los dos escaladores se dirigen a la apertura de una nueva ruta "Una línea lógica directa en un ocho mil, que es realmente fascinante." La idea, además de la cumbre, es realizar la "travesía" del Shisha Pangma, descendiendo por la vertiente opuesta. Lógicamente, todo, en estilo alpino.

 

Horia Colibasanu y Peter Hamor en el Manaslu

También es noticia el Rumano Horia Colibasanu en el Manaslu, quien junto a Peter Hamor intentan una nueva ruta. Finalizaron también con la aclimatación y ayer miércoles, emprendían el ascenso en busca de la cumbre.

No obstante, hace un par de horas informaron que debieron desistir del ascenso y retornar al campo base del Manaslu, localizado a 4800m, debido a que han empeorado las condiciones climáticas.

El ascenso que ambos tienen como objetivo emprender, comprende la apertura de una nueva ruta, en estilo alpino, sin sherpas ni oxígeno suplementario.

 

El mal de altura dominando el Collado sur del Monte Everest

Un patrón de tiempo inestable en la región del Everest ha comenzado a tomar su peaje en los escaladores del mundo ya que muchos de ellos en el lado de Nepal han sido atrapados por el mal de altura y algunos obligados a abandonar su expedición.

De acuerdo con los servicios sanitarios y los organizadores de las expediciones, más de 400 escaladores de montaña y trabajadores se quejaban del mal de altura en toda el área de la región de Khumbu, que fue testigo de un tiempo inestable esta primera parte de la temporada de primavera.

Tras la llegada de una gran cantidad de personal de apoyo sin experiencia, así como los extranjeros en la región, los casos de edema pulmonar de gran altitud (EPA) y la gran altitud edema cerebral (ECA) también estaban aumentando todos los días, agregaron.
"Al menos diez escaladores ya han regresado a Katmandú mientras que 17 escaladores y 10 trabajadores de gran altitud fueron evacuadas de la región de Khumbu hasta la fecha después de que se quejaron de EPA y ECA."

Guías del Himalaya de Nepal informaron que cinco escaladores abandonaron su intento de escalar el Everest después de sufrir de mal de altura.

Un escalador de Malasia voló de regreso a Katmandú después de sufrir de un EPA, según informara Pemba Sherpa, director de Seven Summit Treks . Añadió que la mayoría de los trabajadores de alta altitud también se quejaron de la enfermedad en los últimos días.

De acuerdo con lo manifestado por Horizon Treks, un alpinista iraní también ha abandonado su intento en el Everest después de que fue evacuado de campo I al Campo Base.

Lakpa Norbu Sherpa que trabaja con un equipo de médicos de medicina en el campo base del Everest informó que su clínica había tratado al menos 140 pacientes en las últimas tres semanas.
"Al menos 17 pacientes, incluyendo 12 escaladores extranjeros fueron evacuados desde el campo base y campamentos más altos", dijo a The Himalayan Times, a través una comunicación telefónica.

Los médicos señalaron que el mal de altura fue un gran desafío para los escaladores en la región del Everest.

Según ellos, los síntomas del mal de altura incluyen náuseas, vómitos, pérdida de apetito, insomnio, dolor de cabeza persistente, mareos, dolor de cabeza ligera, desorientación y la marcha de embriaguez, debilidad, fatiga, cansancio, piernas pesadas, una ligera hinchazón de las manos y la cara, falta de aliento y respiración irregular, así como la reducción de la producción de orina, entre otros.

El Departamento de Turismo expidió permisos para escalar más de 400 escaladores incluyendo 289 para el Monte Everest.

Más de 500 trabajadores a gran altitud y el campo base del personal también se unió a los equipos que intentaban escalar el Everest, el monte Lhotse y Nuptse Mt esta temporada.




Galería de imagenes


UELI STECK Y DAVID GöTTLER (CORTESíA UELI STECK)



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10582
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10582




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


TU NOMBRE

COMENTARIO


INGRESA ESTE CODIGO DE SEGURIDAD


AQUI