CENTRO ANDINO BUENOS AIRES
Todavía no se sienten
Expedición al Volcán Bonete 6759 m.s.n.m.

JUEVES 16 DE NOVIEMBRE DE 2017 | ID#10810
Redacción Alpinismonline

Por Adrián Jorge Sanchez (Club Andino Buenos Aires) para Alpinismonline Magazine

Fotografías de Adrián Sanchez

 

Viernes 20 de Octubre 13 hs, nos encontramos en pleno corazón de San telmo haciendo magia para que además del equipo, entren los 15 bidones de 30 litros para trasportar agua potable. De esta forma comenzaba la Expedición del C.A.B.A. a la Reserva provincial Laguna Brava, La Rioja.

Al día siguiente una caravana de camionetas y coches avanzaba hacia el comienzo de la aclimatación, buscando el campamento ideal a 3100 metros para pasar la primera noche. Al frenar los coche y abrir las puertas las mismas casi salen despedidas por la fuerza del viento, este recibimiento seria la constante durante todo el viaje, los vientos oscilarían entre los 20 y 40 km/h todos los días.

Los siguientes días los compartiríamos en la reserva Provincial, caminos de ripio, lagunas y salares enormes, cerros, volcanes serían los guardianes de nuestro avance. Los guanacos y flamencos rosados, nuestros espectadores privilegiados que nos observarían subir distintos cerros de la zona, desde pequeños tres miles a varios cinco miles, buscando la deseada aclimatación para poder intentar nuestro objetivo el Volcán Bonete una de las 10 cumbres más altas de América.

Como toda expedición tiene su dosis de aventura, ya los primeros días en una de las tantas aproximaciones una de las camionetas Ranger (4X2) quedo varada en un arenal, con trabajo en equipo, pala, otras camionetas logramos tras más de una hora recuperar el vehículo comiendo grandes cantidad de arena ya que el viento seguía soplando incansablemente.



<*2*>

En estos días pasaríamos por parte del “Camino de los Toros” es la ruta por donde durante muchas décadas los arrieros de la zona llevaban ganado a Chile, en esta ruta en la Presidencia de Sarmiento se construyeron grandes refugios de Piedra en forma de caracol, con un corral al lado, la intención de los mismos era darle resguardo a los arrieros en caso de tormenta, brindándoles seguridad y contención al ganado para no perderlo en caso de tempestades.

Visitaríamos el avión, en 1964 un avión comercial que cruzaba la frontera Argentino Chilena, entra en desperfecto y viendo que no alcanzaría ningún aeropuerto, decide aterrizar en la laguna Brava, una gran planicie de varios kilómetros. Al día de hoy solo quedan restos ya que la mayoría de sus materiales fueron retirados.



<*3*>

Los otros atractivos de la zona son de más de 500 años, hoy en día es posible descubrir parte del Incanato (Imperio de los Incas) en esta zona, sobre todo en el Volcán Veladero, donde el mismo es uno de los cuatro santuarios de altura más grandes de Sudamérica.

Luego de una semana de aclimatación, varios cerros y muchas horas de viento, decidimos no esperar más, dejamos los coches y partimos en tres camionetas 2 Ford y 1 Toyota. Dejamos la ruta nacional y tomamos el camino que conduce a la “Corona del Inca” formación de roca natural donde se realizan varios safaris de fotografía, esta gran huella nos permite avanzan rápidamente, a medida que pasan los kilómetros quedo sorprendido por los cambios, hace 10 años fue mi primer viaje y cumbre a este Volcán y la huella casi era invisible, ahora hasta podría decirse que es un camino. Con el pasar de los kilómetros nos damos cuente que seguramente estamos abriendo la temporada, ya que varios campos de penitentes nos obstruyen el paso y necesitamos resolverlo para poder continuar. Luego de 17 km abandonamos el camino para dirigirnos al CB de la ruta normal, tras varios rodeos y buscar posibilidades de ganar más altura, armamos el Base a 5400 m.s.n.m. creando un nuevo campamento al reparo (no mucho) del viento y con neveros suficiente por si se congelara el agua.



<*4*>

Los días siguientes nos dedicaríamos a reconocer la ruta y portear. Mientras sistemáticamente lucharíamos con el viento y las bajas temperaturas, el rango térmico de todos los días por arriba de los cinco mil metros rondo entre los -5 y -11°C de Temperatura, esto sumado al viento nos daba una sensación térmica cercana siempre a los -20°C. Donde el mayor desafío no era seguir aclimatando sino conservar el agua en estado líquido.

Cuarenta y ocho horas antes de intentar la cumbre, confirmamos que de las dos camionetas que llegaron al CB, solo queda en funcionamiento la HILUX, la Ranger 4x4 no hay forma que arranque. Rápidamente decidimos con Alejandro Ferraro bajar a Villa Unión, traer combustible, anticongelante y cables para batería. Partimos a las 11 am, tras varias horas llegamos, abrimos la camioneta en la YPF y una bocanada de aire caliente nos derrite, nosotros con camperas de pluma y 32°C se hacen una fiesta con nosotros, conseguimos la mitad de las cosas ya que es domingo y volvemos a partir. Siendo las 21 horas con la oscuridad ya encima encaramos el último tramo de nuestro regreso, despacio pero seguro esta TOYOTA HILUX hace maravillas ante cada dificultad que presenta el terreno. Trascurridas más de 12 horas arribamos al campamento.

Llego el Lunes y nos fuimos al campo uno a 5700 m.s.n.m. este campamento conocido como penitentes tiene un pequeño nevero para producir líquido y ningún reparo al viento. Llegamos temprano al mismo, lo preparamos para que soporte lo que fuera necesario y el resto del día nos dedicamos a derretir nieve e hidratar. Pedimos un pronóstico meteorológico y para sorpresa nuestra el viento estaría a 30 km por hora, pero la sensación térmica a la altura que estamos en -27°C. Que como horario de partida quedamos a las 5 am.



<*5*>

Prrrrrr, prrrrrrrrrr, prrrrrr el despertador nos avisa y nuestros cuerpos se niegan a salir de las bolsas de dormir. Son las 4 am, el frio se siente intensamente, esta todo congelado, los termos con agua caliente es imposibles abrirlos. Luego de ponerlos directamente sobre el fuego, seden y accedemos al agua casi congelada de su interior, desayunamos, calentamos el equipo y nos juntamos con el grupo. Los comentarios rondan todos el tema de la temperatura, cuesta pestañar como si los ojos estuvieran secos, raspan, las linternas alumbran a los compañeros que se esmeran porque ninguna parte de sus cuerpos quede expuesta al intenso frio.



<*6*>

Respetando la tradicional frase de montaña “Hay que caminar como un viejo para llegar como un joven”, avanzamos lenta pero constantemente, buscando que el sol aparezca para calentarnos. Tras varias horas en las sombras, cada uno luchando con sus dedos por los intensos dolores, logramos alcanzar un filo para que Inti (el Sol en el Imperio Inca) nos caliente. Es el momento de parar, descansar, hidratar y recuperar. Para sorpresa de varios casi no quedan recipientes con líquido, todo está congelado, las botellas, los termos, apenas y podemos rescatar unos pocos sorbos.



<*7*>

Estamos a 6200 metros, son las 10 am, nos queda todo el día, pero el frio y el viento son intensos, calculamos un -20°C como mínimo, el poder incorporar las antiparras nos permite recuperar un poco los dedos de manos y pies que nos dan esperanza de poder soportar la meteorología adversa y seguir hacia arriba. Con el avanzar de las horas todo se traduce a una lucha constante entre la preocupación de los dedos, el agotamiento no solo por la altura, sino por mantener la temperatura y por el otro lado el deseo de la cumbre. En su lucha interna cada uno avanza sin tregua hacia arriba, nuestro primer objetivo es la cumbre Este, ya sobre el final y sin reparo, el viento se hace una fiesta con nuestros cuerpos y desciende la temperatura aún más todavía, caminando de a 10 pasos y parando a recuperarnos llegamos a la cumbre, abrazos, pocas fotos, festejos la alegría es inmensa es Martes de un día soleado pero que no se siente en lo más mínimo, dicen que lo que cuesta vale, somos más de 10 festejando, felices, doloridos, raudamente continuamos terminando el recorrido en la cumbre oeste del volcán Bonete.



<*8*>

Regresamos al campamento, al día siguiente comenzaría el regreso, el salvar la Ranger que no arranco y mil aventuras mas, mientras escribo están líneas tanto los míos como varios de mis compañeros hay algunos dedos que “TODAVIA NO SE SIENTEN”.

 

AGRADECIMIENTOS:

INTEGRANTES: Gustavo Giordani, Fernando Alvarez, Jesús Dasso, Javier Ibarlucia, Alejandro Ferraro, Roberto Gómez, Carlos Gustavo Álvarez, Patricio Taurisano, Nicolas Adamski, Martin Andujar, Facundo Schmid, Emiliano Pachado, Israel Tacsa y Sebastián Padovani.

 

* Adrián Jorge Sánchez: Nació en la Ciudad de Bs. As. El 6 de Febrero de 1975. Es Profesor Nacional de Educación Física e Instructor de Andinismo. En la Actualidad es el Rector del Instituto del Centro Andino Buenos Aires. Ha realizado más de 300 escaladas y ascensiones en las principales cordilleras de América, Europa y Asia. El 10 de Febrero de 2009 culmino el proyecto de alcanzar las cumbres de las diez montañas más altas de América.

 



<*9*>



Permalink:
Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10810
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10810


© 2008-2017 Alpinismonline | Derechos reservados | Buenos Aires | Argentina

Imprimir Artículo