WARNER ROJAS CHINCHILLA
Costa Rica al Cho Oyu
El escalador costaricense nos relata su reciente ascenso al Mont Blanc junto a Carlos Umaña, como preparación para el plato fuerte de primavera

LUNES 2 DE OCTUBRE DE 2017 | ID#10755
Redacción Alpinismonline



Por Warner Rojas Chinchilla, montañista costarricense para Alpinismonline Magazine

El Cho Oyu es la sexta montaña más alta del planeta con una altura de 8,201 metros sobre el nivel del mar. Y es a esta montaña donde iré el próximo año 2018 en la Primavera de Nepal. Me acompañará Jesús Morales quién es originario de Barcelona y que ya tiene tres ochomiles escalados y este podría ser su cuarto.

Por mi parte, el único ocho mil en el que he tenido experiencia previa es el Everest el cual escalé en el año 2012 por la cara Sur, Nepal, pero desde entonces no he dejado de querer regresar a la Cordillera del Himalaya, lo he pospuesto por un  tema de familia pues tengo tres hijos donde el mayor de ellos tiene 8 años, luego 6 años y la menor 4 años, le he dado prioridad a la familia pero ya luego de haberlo consultado con mi esposa decidí regresar a esa maravillosa área del mundo.

Claro, luego del Everest no he dejado de realizar actividad en la montaña, en los últimos años he estado llevando acaba expediciones en la zona del desierto de Atacama, en la Puna Argentina y Chilena, donde me propuse escalar los diez volcanes más Altos del mundo, de los cuales llevo concretados seis. Estos volcanes están ubicados unos en territorio Argentino, otros en Chile, algunos son frontera entre los dos países  y solo el Sajama está fuera de Argentina y Chile pues se encuentra en territorio de Bolivia.

Este proyecto de los diez Volcanes más Altos del Mundo han sido el marco perfecto para el entrenamiento y preparación para regresar al Himalaya pues las condiciones que presentan estas montañas son únicas lo que hacen que sean muy exigentes, además de la altura que tienen pues superan los 6,500m.



<*2*>


Al igual que mi preparación para el Everest que me llevo años en las montañas de Sur América, esta vez el escalar estos volcanes han sido el marco perfecto para la adecuada preparación para el Cho Oyu, cabe destacar que para el Cho Oyu lo intentaremos sin oxígeno y sin Sherpas de altura lo cual hace que sea aún más complicado el ascenso el cual lo estaremos iniciando entre Abril y Mayo del 2018. Además del proyecto de los volcanes he ido a otras montañas a escalar que no son parte de este proyecto, las más importantes han sido el Aconcagua (en dos oportunidades y por rutas distintas), el Elbrus (la montaña más alta de Europa ubicada en Rusia, y hace muy poco el Mont Blanc en los Alpes Franceses, esta última es el inicio del camino para el Cho Oyu.

El Mont Blanc junto a Carlos Umaña

El Mont Blanc es increíble con una zona realmente bella para la práctica de deportes de montaña y es mi banderazo de Salida para mi siguiente montaña de ocho mil metros: el Cho Oyu. Al Mont Blanc fui en compañía de un amigo de Costa Rica también montañista llamado Carlos Umaña.

Llegamos a Chamonix e iniciamos de inmediato la etapa de aclimatación. Luego de ello ya estábamos listos para subir al un refugio que se ubica a 3,843 metros de altura. Salimos de la altura de 2,372m salvando un desnivel de 1,471m.

La subida fue poco a poco pues llevamos importante carga. De hecho, más pesadas se sentían cuando tuvimos que afrontar una subida muy empinada para llegar al refugio al cual subimos paulatinamente en medio de neblina y nieve que dificultaba la visibilidad.

Al llegar al refugio nos registramos y quede impresionado por las instalaciones. Se trata de refugio de montaña donde hasta se puede pagar con tarjeta de crédito.  Nosotros descansamos allí una de las dos noches que habíamos reservado, hablamos de que hora salir y acordamos levantar no temprano e iniciar entre las 7,30 a 8 am.

El día siguiente estaba increíblemente claro y sin una sola nube, un día perfecto para  ir a la cumbre, que al inicio es por una buena subida en nieve y hielo.



<*3*>


Carlos, mi compañero y yo fuimos subiendo poco a poco sin parar a muy buen ritmo hasta llegar unos segundos refugios ubicados en la montaña y que sirven para casos de emergencia si hay escaladores en la parte alta de montaña y hay mal clima poder refugiarse alli.

Llegamos y al mirar hacia arriba se lograba ver el camino a la cumbre y allí me di cuenta que había un viento muy fuerte y que se debía pasar por una arista muy delgada que con el viento que había iba a ser de muchísimo cuidado.

Luego de hidratarnos reiniciamos la subida y efectivamente al llegar a esta arista el viento azotaba sin clemencia y hacia que fuera muy difícil el mantenerse en pie, poco a poco fuimos ganando altura por la arista, que a pesar de ser angosta, un metro veinte de ancho quizás, se podía subir con alguna seguridad.

Al terminar esta parte, la intensidad del viento fue disminuyendo. Alli me sentí un poco más tranquilo, pues justo al terminar vi que seguía otra subida por otra arista mucho más angosta, de unos 60 o 70 centímetros, no más, hubiese sido muy complejo superarla con viento. Le pedí a mi compañero que por favor se concentrara perfectamente en cada paso que diera pues de eso dependía nuestra vida.

Poco a poco pasamos esta parte y luego nos topamos con una pequeña grieta la cual pasamos sin ningún problema y seguimos subiendo por una zona muy empinada que era el último escollo nos llevaría a la cumbre del Mont Blanc.

Paso a paso lo fuimos superando y a pesar de que igual era angosto no fue tan peligroso como el predecesor.



<*4*>


La alegría era increíble pues justo al terminar esta última arista nos parábamos en los 4,810 metros del Mont Blanc, el punto máximo de Francia y de los Alpes, un enorme abrazo nos dimos con Carlos y rescato como símbolo de que a las cumbres de las montañas se llega con mucho esfuerzo, pero ante todo con mucha pasión.

El regreso lo realizamos por el mismo sitio con las precauciones del caso, bajamos al refugio y allí descansamos y fuimos a dormir temprano para el día siguiente bajar hasta la ciudad lo cual fue un día muy largo. Luego al llegar a Chamonix estábamos cansados pero a la vez felices por haber subido y bajado a la montaña más alta de los Alpes.

 

Expedición al Cho Oyu

Ahora de regreso ya estoy enfocado en el entrenamiento que me llevará al Cho Oyu el año próximo. Para la preparación a esta montaña tengo planeado varias actividades entre ellas La Ruta de los Conquistadores, prueba de ciclismo de montaña muy exigente catalogada como una de las duras en el mundo y que se realiza en Costa Rica en el mes de Noviembre durante tres días y recorre el país desde el Pacífico al Atlántico.







También uno o dos de los diez volcanes, esto para Diciembre o Enero y espero ir acompañado amigos argentinos como Pablo Bertoni de Mar del Plata o Guillermo Almaraz.

Quizás por últimos una competencia Trail acá en Costa Rica que es muy exigente y dura 5 días recorriendo la costa pacífica. Y también otras carreras y montañas para estar al máximo en el mes de Marzo pues esta vez el reto de escalar un ocho mil es más grande con el agregado de no usar oxigeno suplementario.



<*5*>




Permalink:
Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10755
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10755


© 2008-2017 Alpinismonline | Derechos reservados | Buenos Aires | Argentina

Imprimir Artículo