Ventana de cumbre en el Manaslu y Cho Oyu
Carlos Pauner va hoy por la cumbre del Manaslu. Los españoles Alvaro Paredes y Xevi Gomez, junto con el marplatense Pablo Pilotta intentarán el ataque final al Cho Oyu

JUEVES 30 DE SEPTIEMBRE DE 2010 | ID#10305
Redacción Alpinismonline | Por Carlos Eduardo González

Carlos Pauner hacia la cima del Manaslu

Carlos Pauner ha instalado el último campo a 7.400 m después de once horas de ascenso para partir esta noche hacía la cima del Manaslu (8.163 m).Está muy cansado ya que ha sido una jornada muy larga haciendo varias paradas para beber y tomar alguna barrita energética. Se han encontrado un trayecto muy bien fijado por cuerdas y en cierta medida ha facilitado mínimamente la ascensión. La meteorología ha sido más desfavorable de lo que tenían previsto ya que les ha azotado una fuerte ventisca y muy bajas temperaturas.

La llegada al campo IV ha sido a las 14:00 (hora española), ha comido algo más sólido y lo más importante, se ha hidratado bien bebiendo diferentes líquidos. Sus compañeros de expedición Unai Llantada y Xavi Arias se han dado la vuelta por diferentes motivos pero ya se encuentran descansando en el campo base. Por ello, ahora Carlos se enfrenta sólo al Manaslu con Carlos Soria (alpinista perteneciente a otra expedición).

Las 04:00 de la madrugada (00:00 hora española) de esta noche, es la hora prevista que tiene el aragonés para salir rumbo hacia la cima del Manaslu. “Va a ser muy duro aunque me encuentro muy fuerte; pero creo que la decisión de alcanzar la cima la tendrá el viento que sople mañana, esperemos que aguante” señala Pauner con voz un tanto cansada pero firme y seguro de sus posibilidades.

Ahora sólo le espera descansar unas pocas horas y partir hacia la cima para terminar esa batalla con el Manaslu, que desde luego no se lo está poniendo nada fácil.

Argentina-España hacia la cumbre del Cho Oyu

Los españoles Alvaro Paredes y Xevi Gomez conjuntamente en expedición con el montañista argentino Pablo Pilotta se preparan para el ataque final a la cumbre del Cho Oyu. Según informan en la web de la expedición: "Esto es una locura, todo el mundo está recogiendo en el Campo Base Avanzado para volver excepto unos pequeños grupos que han decidido hacer una última intentona entre los cuales está el nuestro. Los sherpas de las expediciones comerciales se han plantado y han dicho que no suben, que la cosa está muy mal. Ahora hay un grupo que va a hacer un ataque alpino y que están en el Campo 2. Nosotros saldremos mañana o pasado en función de cómo veamos el tiempo, aunque parece que la previsión para los próximos días no es mala del todo pero a partir del día 5 vuelve a cambiar, así que la cumbre sería para el día 3 o el 4. "

Everest

Las avalanchas retiran a Alberto Zerain del Hornbein

“La montaña nos manda para casa”. Con este lacónico titular encabeza Alberto Zerain el último post de su blog, publicado hace unos días después de una larga y dura jornada en la que perdió la última oportunidad de hacer realidad el sueño del Supercouloir Hornbein, en la cara N del Everest… al menos durante esta desfavorable temporada postmonzónica.

Zerain y Juan Carlos ‘Txingu’ Arrieta se pusieron en marcha a las 5 h de la mañana, después de una noche de fuerte viento e intenso frío, con destino al inicio del corredor de los Japoneses. “Mientras subíamos hacia la rimaya, por la derecha, una avalancha enorme dio los buenos días al nuevo amanecer que nos saludaba”, cuenta el propio Zerain, “menudo desayuno que nos ofrecía la montaña; a nosotros nos puso los pelos de punta y a los bastones que habíamos dejado más abajo los aparcó en otro lugar”.

Un revolcón de 100 metros

La narración del fuerte alpinista vasco es escalofriante: “Mientras nos decidíamos desde la rimaya a comenzar el corredor de los Japoneses o no, continuamente iba cayendo nieve spray de la entrada a la ruta. Esta nieve es experta en colarse por cualquier sitio y dejarte helado, además de blanco. En ese momento, le comenté a Txingu si no sería mejor subir al collado Norte del Everest por aprovechar el día. Con la vista estábamos evaluando el itinerario más asequible cuando desde el corredor Norton una avalancha atravesó el plató hasta rebañar unos seracs que cuelgan más arriba. Al final, el viento terminó por expulsar también la nieve que quedaba suelta en el corredor de los Japoneses y nos la echó encima. Bajamos rodando junto con esa nieve polvo casi 100 metros a la deriva, mientras notábamos en nuestros cascos la caricia de algunos trozos de hielo”.
El montañero reconoce que “la tensión era difícil de dominar ante el acoso de la montaña”. Pero ahí no quedaba todo; el Everest todavía tenía qué decir: “Ya nos íbamos de vuelta con las orejas ghachas cuando miro hacia el corredor y ahí venía la segunda versión, la hermana mayor. Como estábamos bastante abajo, pudimos correr y poner distancia de por medio. Esta vez se tuvo que conformar con salpicarnos y nublarnos la vista”.


Regreso sanos y salvos

Alberto Zerain y Juan Carlos Arrieta pudieron salir finalmente indemnes de los constantes ataques de la montaña, y acarrear su material los 30 km de glaciar y morrenas que los separaban del campo base chino. “Ante este experiencia no queda otra que asumir con humildad la realidad”, dice, “después de más de 40 días de esfuerzos y lucha en vano, hemos vuelto a hacer un esfuerzo más empujados por una engañosa mejora de la climatología. Y es en esta ocasión cuando hemos caído en la trampa que nos tenía preparada la montaña. Nos manda ya para casa, pero al menos volvemos sanos y salvos”.



Permalink:
Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=10305
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=10305


© 2008-2017 Alpinismonline | Derechos reservados | Buenos Aires | Argentina

Imprimir Artículo