INFORME DESDE SKARDU DE LINA QUESADA

EL K2 apunta a un pequeño Everest

La segunda montaña más alta del mundo en alerta: ¿Se repite lo que sucedió en Everest?

Alpinismonline Magazine | Redacción Alpinismonline Miércoles 19 de Junio de 2019 - 12:25 868 | 0


19


Foto de Portada: Lina Quesada en Skardu (Foto Lina Quesada)

 

Ya desde hace algún tiempo, el K2, al igual que el Everest, aunque en mucha menor medida, va dando que hablar en el sentido de la “superpoblación” de la que tanto se está comentando por estos momentos, luego que el Everest pasara a un primer plano en los medios mundiales hace pocas semanas, debido a la enorme concurrencia que año tras año viene creciendo sistemáticamente.

Nos encontramos ahora aquí ante una nueva situación, aunque no del todo novedosa, que también va en progreso en el escenario de la segunda montaña más alta del mundo, el K2, que no tiene la misma envergadura en lo que a concurrencia se refiere en comparación al Everest, pero que cuenta con otros factores adicionales que ya desde el vamos activan determinadas alarmas para tener en cuenta en los próximos días.




Lina y parte de su equipo en Skardu (Foto Mirza Ali)

El principal factor que vemos aquí es que precisamente se trata del K2, y no del Everest, lo que lo hace muchísimo más peligroso. Aquí nos podemos encontrar, al menos en una primera instancia, con otro tipo de clientes, que necesariamente deberán ser algo más experimentados que los que habitualmente concurren a la montaña más alta del mundo, lo que no quita que existan “algunas” excepciones a esta tácita regla. Pero bueno, eso nos lo dirá el correr de los días y la puesta en escena de la escalada.

En estos momentos, la alpinista andaluza Lina Quesada, con quién tenemos contacto diario y directo, nos informa desde la misma localidad de Skardu y ya desde el vamos nos alerta respecto a determinadas situaciones.

Lina se encuentra en su intento a la segunda montaña más alta del mundo junto a la expedición de Karakorum Expeditions de Mirza Ali, y estará en contacto habitual con Alpinismonline Magazine mientras dure todo su reto.

En una primera alerta, Lina nos cuenta que la misma situación ahora en Skardu, antes inclusive de comenzar con el trekking, empieza a manifestar algún tipo de dificultad:




Fantástica vista de la localidad de Skardu (Foto Lina Quesada)

“Aquí estamos todavía en Skardu parados un poco contra nuestra voluntad, lo que sucede es que la carretera entre Islamabad y Skardu es mala, tiene muchos puntos conflictivos debido a que está en obras, por lo tanto, el equipaje que viene por carretera, tarda dos días en llegar. Nosotros hemos volado, pero bueno debemos aguardar la espera de los equipos que acaban de arribar hace tan solo un par de horas, al menos en nuestro caso. Ahora mismo en Skardu en el mismo hotel estamos casi sesenta alpinistas en la misma situación, esperando que llegue el equipaje. El problema es que ahora los sesenta vamos a salir mañana en vehículos por la Highway hacia Askole, por lo tanto, vamos a ir todos en caravana.”

 

Un segundo problema nos cuenta Lina, se va a desatar al momento de iniciar el trekking en Askole, que es una pequeña ciudad situada en el distrito de Shigar Valley, en la región de Gilgit-Baltistán. Se encuentra en una remota región de las montañas Karakoram a 3040 metros sobre el nivel del mar. Se destaca por ser el asentamiento final antes de que uno entre en el desierto de los altos Karakorams. Askole es la puerta de entrada a cuatro de los cinco ochomiles de Pakistan.

 




Plano del area de trekking y acercamiento al campo base del K2 y ochomiles de Pakistan

 

La distancia entre Skardu y Askole es de 130km como puede verse en el mapa precedente, pero el camino es bastante complicado, lo que lleva a una travesía de no menos de cuatro horas para cubrir esa distancia.

Pero volviendo al tema del inconveniente que se presenta aquí, éste radica en la cuestión del porteo, tal como lo manifiesta la propia Lina Quesada:

 

"El siguiente problema vendrá cuando empecemos el trekking en Askole. Allí harán falta muchos porteadores, porque ahora mismo hay tres agencias aquí operando con todos sus clientes: Lela Peak Expeditions, Karakorum Expeditions (ambas de Pakistan) y Seven Summits Treks de Nepal. Se van a necesitar unos cien porteadores para cada una y no hay trescientos porteadores disponibles en este momento, por lo tanto, no se sabe si alguna agencia va a tener que retrasar algún tiempo el comienzo del trekking por falta de porteadores.”




Lina a su arribo a Skardu (Foto Lina Quesada)

Sin dudas un tema importante a tener en cuenta ya en el día de hoy o a más tardar mañana. Pero no es el único, hay uno un poco más serio, que sobrevendrá seguramente en el momento clave:

“Se prevee que en K2 van a haber cerca de doscientas personas y eso pues también nos preocupa. Nosotros vamos con Karakorum Expeditions, y el jefe de nuestro grupo es el canadiense Louis Rouseau, y todos estamos muy preocupados porque sabemos que en K2 hay dos puntos muy conflictivos, como son la chimenea y el Cuello de botella, y en esos dos puntos si hay que esperar mucho tiempo porque somos muchas personas intentando pasar a la vez, es preocupante ya que es muy peligroso porque el progreso se va a hacer muy lento. Uno supone que va a haber gente llegando muy tarde a los campos y gente llegando también muy tarde a la cumbre.”

 

Para finalmente concluir con:

“En definitiva, estamos todos muy animados y contentos y esperando ya empezar porque lógicamente, aquí parados estamos descuidando un poco el aspecto físico, aunque nos vayamos a andar y correr, pero bueno hay mucho polvo en las calles y hace mucho calor, y no es muy agradable salir a correr por aquí, por los alrededores de Skardu. No obstante, hoy vamos a ir a subir un monte de 3500m que está por aquí para aclimatar un poco.”




Lina desde el mirador en Skardu (Foto Lina Quesada)

Vemos entonces que poco a poco, cuando aún faltan algunas semanas para que la actividad fuerte comience a desarrollarse en el K2, y en los otros ochomiles del Karakoram, el panorama va pintando de a poco como un “pequeño Everest”. Estamos hablando de doscientas personas en el K2, pues bien, es la cuarta parte de la que estuvo en el Everest, pero en una montaña que de ninguna manera da segundas oportunidades, no permite ningún tipo de error y es una de las tres más peligrosas de los ochomiles, Everest aparte.

Entonces, es altamente preocupante, este número elevado, ya que no estamos en Nepal, donde la infraestructura es diferente en todo sentido. Aquí podremos encontrar mas controles tal vez en lo que a la autoridad se refiere, pero al momento del despliegue de un supuesto rescate, nos preguntamos, basándonos exclusivamente en los antecedentes que Pakistán ha mostrado en los últimos tiempos: ¿Está el K2 preparado para esto? ¿Está el Broad Peak (la segunda montaña estrella del Karakoram) preparado para esto?

Esperemos no tener que comprobarlo.






 



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=11334
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=11334




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios