ENTREVISTA EXCLUSIVA - ULISES KUSNEZOV

Lo que más me gusta del montañismo es la simpleza

Entrevistamos al joven escalador tucumano, una gran promesa del montañismo argentino

Fernanda Insua | Redacción Alpinismonline Sábado 8 de Junio de 2019 - 08:14 857 | 0


17
¡Gracias por el Me Gusta!





Foto de portada: Ulises Kusnezov y Matías Marin, una cordada Argentina que está haciendo cosas maravillosas en las montañas de todo el mundo (Foto Ulises Kusnezov)

Por Fernanda Insua y Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Magazine

 

Hoy nos encontramos con un joven escalador argentino, una verdadera promesa para nuestro montañismo, que viene realizando algunas cosas muy interesantes que en un primer momento llaman la atención por la evergadura  del desafío y por la edad del protagonista.

La primera sorpresa nos la dio hace pocos meses cuando logró su primer ochomil en un viaje a Nepal. Allí junto con su compañero Matías Marín alcanzaron la cumbre del Manaslu, pero eso no es todo. Es la persona más joven en subir las diez montañas más altas de América, insumiéndole tres años, habiendo comenzado a los 19 años y finalizando dicho proyecto a los 22. También es la persona más joven en ascender los diez volcanes más altos del mundo, en el menor tiempo. Es el argentino de menor edad (24 años) en subir un ochomil y el primer tucumano en lograrlo.

 

Junto a Matías Marín han logrado la primera invernal a El Muerto, él único 6500 que quedaba sin realizarse en invierno y la primera travesía integral del cerro Tres cruces en el día.  

 

Hoy, como dijimos, accedió a concedernos una entrevista muy interesante, donde nos da su parecer acerca de muchos temas de actualidad, más allá de su propia actividad en la montaña. Es de familia con una destacadísima trayectoria en la montaña. Ahora él viene a presentarse como una gran promesa para el montañismo Argentino.

Pero los dejo sin más preámbulos con el protagonista de esta nota: Ulises Kusnezov.




En la cumbre del Sajama junto a Matías (Foto Ulises Kusnezov)

¿Cómo es tu relación con la montaña y cómo comenzó?

Mi relación con la montaña es muy cercana desde que soy niño debido a que toda mi familia es de montañistas y literalmente mi abuela, abuelo, madre, padre, hicieron montaña. En el caso de mi papá hasta el día de hoy salimos al cerro todos los fines de semana. Así que básicamente era mi destino. Comencé desde chico, acá en Tafí del Valle yendo a una casa de veraneo que teníamos ahí. Desde que tengo memoria, el plan era subir el cerro que estaba detrás de la casa. Con ocho años hice mi primer trekking “oficial” de varios días a la Laguna del Tesoro y ya con nueve años tuve mi primera experiencia en alta montaña que fue el Nevado del Acay de 5750 msnm en Salta, a cuya cumbre no llegué, estaba muy “apunado”, lógicamente.  




Ulises y Matías (Foto Ulises Kusnezov)

¿Cuál consideras que es tu estilo de hacer montaña y por qué eliges hacerlo así?

Nuestro estilo, digo nuestro porque también me refiero a Matías Marín, mi gran compañero de montaña es como siempre lo más autónomo posible, lo más simple, natural y “purista” en el sentido que todo es llevado por nosotros, sin la ayuda de nadie para cargar nuestras cosas y de hecho en el Manaslu se vio eso, lo hice sin oxígeno y sin la ayuda de sherpas porteadores.

Por otro lado además de la autonomía tenemos una forma de hacer montaña que tiene que ver con hacer el mayor número de montañas en el menor tiempo posible. Muchas de nuestras expediciones fueron de esa manera. Por ejemplo decidimos una zona y nuestro objetivo son los seismiles y normalmente hacemos 4-5 seismiles en 10-12 días. La única forma de lograrlo es salteando campamentos, con grandes desniveles, un buen estado físico y prácticamente sin días de descanso en el medio de las expediciones Me gusta llamarle “andinismo moderno” pero en definitiva es hacer varias montañas en el menor tiempo posible.  




(Foto Ulises Kusnezov)

¿Cuáles son tus montañistas/deportistas referentes actuales y pasados? Por qué?

Para ser sincero no tengo montañistas o deportistas referentes la verdad, Mariano Galván y su forma de hacer las cosas, tenía  una filosofía parecida a la que a mí me gusta hasta cierto punto. Eso de ir al extremo como él iba ya no lo comparto tanto…pero la parte relacionada con la autonomía, sí.

Por supuesto todo aquel que sea innovador, lo que fue Messner en su momento o los polacos son una referencia. Honestamente nunca me fijé en nadie y nunca tuve referente que sean deportistas en general o montañistas en particular porque de aquellos que están lejos, en la historia, uno puede aprender un poco pero en definitiva no tanto…Aprendo más de las personas que están cerca, con las que puedo compartir momentos, es decir, compañeros de Catamarca, de Buenos Aires, gente de acá de Tucumán, mi abuelo en su momento, gente que me enseñó.    




En el campo base del Manaslu, Septiembre 2018, al fondo, el gran objetivo (Foto Ulises Kusnezov)

¿Cómo eliges las montañas o los proyectos que deseas realizar?

Siempre buscaba la altura, siempre seismiles, ir más alto, más alto. Cuando ya no había seismiles para subir entonces eran sietemiles u ochomiles. Así que la elección de las montañas siempre fue en base a la altura de las mismas, no tanto por la dificultad técnica. De ahí en más fueron surgiendo los proyectos. En su momento fue la montaña más alta de Argentina, los volcanes más altos del mundo, un ochomil… Ahora estamos con los 6400, subir todas las montañas de 6400 msnm. En los Andes ya no hay más atura que podamos subir pero sí que entran a jugar las condiciones  invernales, las travesías y montañas de mayor dificultad técnica.






¿Cómo ves el montañismo actual en Argentina y cuál consideras que es tu rol dentro de esa actividad?

Yo veo que el montañismo actual en Argentina está en crecimiento. Cada vez hay más grupos en las redes sociales para subir a la montaña, cada vez hay más montañistas que se animan a hacer de todo. Hay tal vez “menos respeto” en el sentido que antes uno era más prudente para decidirse a ir a un seismil y ahora por ejemplo, casi cualquiera se anima a ir y termina haciendo las cosas mal. Estamos cansados de ver gente que quiere ir a un seismil en tres días por ejemplo. Eso es producto de la masificación y que cada vez hay más gente haciendo montaña. Esto último es muy positivo.

Los que sí veo es que la montaña es muy comercial ahora. Muchas empresas, muchísimos guías que te ofrecen subir a la montaña y en contraposición hay menos clubes. Se ha perdido el espíritu de los clubes de montaña como eran antes, en la década de los ´50 o ´60. Eso no existe y cada vez está más en decadencia.

En la actualidad veo un crecimiento del montañismo en Argentina pero muy relacionado con el aspecto comercial, no del lado “purista” de los clubes.

No considero que yo tenga un rol en el montañismo a nivel nacional pero sí a nivel provincial, en Tucumán, porque me he vuelto un referente debido a los logros pero básicamente mi rol lo cumplo dentro de mi club de montaña, haciendo que éste crezca. 




En el Manaslu junto a Matías (Foto Ulises Kusnezov)

¿Cómo se financian tus expediciones/ascensos? Tienes sponsors? Cómo gestionas ese aspecto del montañismo en tu caso?

Hasta ahora se han financiado 100% producto de mi bolsillo, que proviene básicamente de mi trabajo como guía de montaña. No me dedico a otra cosa. A duras penas me he podido financiar mis viajes. A su vez, cuando fue el viaje al Manaslu, mi club de montaña me apoyó con cierto dinero. Pero es todo a pulmón. No he tenido hasta ahora apoyo del sector privado, sí he tenido un mínimo apoyo del sector estatal pero básicamente todo es personal.

En cuanto a sponsors ahora sí tenemos a Garmont. Luego del Manaslu, Garmont se ha vuelto nuestro patrocinador, dándonos indumentaria y equipo así que eso está muy bueno. Porque el tema de conseguir apoyos en Argentina para esta actividad es muy complicado y aún más en Tucumán, donde a pesar de haber montaña, no está la cultura de montaña instaurada en la sociedad.        




Cumbre Acotango (Foto Ulises Kusnezov)

¿Ideas de proyectos futuros que nos puedas contar?

Relacionados con la montaña, terminar la lista de los 6400 que son siete en los Andes y ya tengo cinco, Matías tiene seis, así que en un futuro cercano me estaré yendo a Bolivia.

También sé que a Himalayas volveremos, sin dudas. En el 2020 seguro, este año está muy difícil. Ahora estoy dedicado mucho más a la escalada. Este año decidí involucrarme más en la escalada deportiva, para luego evolucionar hacia la clásica y hacer escalada en roca.




(Foto Ulises Kusnezov)

¿Cuáles crees que son los aspectos determinantes a la hora de transitar una montaña en general, y en particular un ochomil?

No hay dudas que el aspecto determinante a la hora de transitar cualquier montaña  es evaluar el riesgo y cómo reducirlo. Y en particular si es un ochomil, con más razón porque los riesgo objetivos son aún mayores.

Así que hay que determinar cuáles son los riesgos objetivos, tener una buena preparación física para disminuir esos riesgos subjetivos que pueden originarse en nosotros mismos (mala planificación, mal entrenamiento, etc.) y bueno como decía Mariano Galván, cuánto más rápido me muevo menos riesgo tengo. Porque cuál es la definición de riesgo? Peligro por exposición. Si me muevo más rápido, reduzco la exposición, disminuyo el riesgo.




En el Manaslu, Septiembre 2018 (Foto Ulises Kusnezov)

¿Qué recuerdos/anécdotas tienes de tu ascenso al Manaslu? Qué te han enseñado las montañas en tus múltiples ascensos?

No hay un recuerdo o anécdota en particular, toda la expedición fue un sueño hecho realidad para mí. Cuando lo pienso me llena de alegría y a veces todavía no lo puedo creer. Fue un logro que llegó muy temprano a mi vida y por eso estoy muy muy contento.

A lo largo de tantos años las montañas me siguen mostrando la cantidad de paralelismo que existen entre ellas y la vida, como la fuerza de voluntad, la dedicación, el compromiso. Los valores como el compañerismo, la solidaridad y muchísimos valores que te enseña la montaña. Y luego lo que más me gusta a mí del montañismo que es la simpleza. La simpleza de la vida en la montaña. Esto de que el dinero no tenga ningún sentido porque podés tener un millón de dólares en la mochila pero no tenés en qué gastarlo. O cosas tan simpes como el agua, que en la ciudad abrís la canilla y allí el agua es algo tan valioso. E incluso el estado líquido del agua es muy valioso cuando estás rodeado de masas de hielo.

Cada vez que voy a la montaña agradezco por la simpleza de la vida ahí y cuando vuelvo a la ciudad me permite ser más agradecido de lo que tengo.   




Cumbre de San Pedro, con San Pablo al fondo (Foto Ulises Kusnezov)

¿Cuál es tu opinión acerca de la “masificación” del Everest y de posiblemente otras montañas en el futuro cercano? Hay alguna forma de gestionar la sostenibilidad de esta actividad?

Es un tema complicado y lógico. Creo que cada año se va a mantener o va a ir a peor. Son muchos los factores a analizar. Puntualmente en el caso del Everest y en Nepal como país, el tema de los permiso, etc, es una cuestión complicada. Mientras el ochomilismo siga abierto a cualquier persona que no sea montañista, sino que simplemente tenga el dinero, la masificación va a seguir ocurriendo. La única forma que sea sustentable a futuro es con más regulación, cambiando ciertas normas, siendo más estrictos con los permisos.




En el Manaslu con Matías (Foto Ulises Kusnezov)

Me gustaría aclarar que no tengo nada en contra de esos montañistas ni de las agencias de Nepal. De nuevo, creo que la montaña se ha vuelto más comercial y ese es el problema y no hay solución. Mientras esto continúe así, la masificación seguirá ocurriendo, es inevitable.      

Agradecimientos y comentarios finales

Me gustaría agradecerle a Matías Marín que es mi gran compañero de montaña. Darle las gracias a mi padre, Nicolás Kusnezov que siempre me apoyó en esta actividad. Agradecerle a Garmont por confiar en nosotros y a ustedes por organizar esta entrevista. 

 

Gracias Ulises por tu predisposición y amabilidad. Un saludo de todo el equipo de Alpinismonline Magazine








Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=11325
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=11325




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios