ENTREVISTA EXCLUSIVA PARA ALPINISMONLINE MAGAZINE

Ivan Vallejo: "La montaña es la más bella metáfora de la vida"

Estuvimos con el gran escalador ecuatoriano 14x8000

Fernanda Insua | Redacción Alpinismonline Lunes 8 de Abril de 2019 - 22:22 1177 | 0


31





Por Fernanda Insua | Redacción Alpinismonline Magazine | Todas las fotografías de Ivan Vallejo Ricaurte

 

Iván Vallejo no necesita presentación. Simplemente decir que ante nuestra requisitoria para entrevistarlo, no ha hecho más que hacer gala de su intensa humildad, su infinita predisposición y su profunda y afable amabilidad. Un SEÑOR. Un EXPEDICIONARIO.

Para los interesados en las estadísticas diremos que Iván Vallejo Ricaurte es el primer ecuatoriano y el tercer americano, tras Carlos Carsolio y Ed Viesturs, que ha conseguido ascender a las cimas de las catorce montañas de más de 8000 metros del mundo, sin uso suplementario de oxígeno. Es el decimocuarto ser humano que logra alcanzar el objetivo de los catorce ochomiles, obtenido tras once años (1997-2008) de intensa actividad como montañista.

Pero su pasión había comenzado mucho antes, ya a los 18 años (en 1978) ascendió hasta la cumbre del volcán Chimborazo, en su país natal, Ecuador. Luego llegaron más ascensiones en su propio país, Perú y Bolivia. Esto le  permitió adquirir experiencia y confianza para dar el salto a los Himalayas, donde obtuvo su primera cumbre en el Manaslu (1997). El décimo cuarto ochomil llegaría el 1 de mayo de 2008 cuando pisó la cumbre del monte Dhaulagiri.

Los dejamos con las reflexiones del gran Iván Vallejo y con su visión sensible, íntima y cercana de la montaña y de la vida.

 

¿Cómo vives la nueva temporada en Himalayas, teniendo en cuenta el interesante proyecto de Esteban Mena?

 Sin ninguna duda que soy un tipo muy afortunado y entre otras cosas por los diversos guiños que me ha hecho la vida, y uno de esos fue encontrar a Carla Pérez y Esteban Mena e invitarlos a ser parte del proyecto Somos Ecuador. La muestra de que acerté es lo que han conseguido,  y por lo que van ahora esta pareja de chicos, ambos con gran talento y sobre todo muy disciplinados. Fruto de ello ahora mismo Esteban va de camino al Everest para intentar esta nueva vía con Cory Richards, y el próximo junio Carla va a intentar el K2.

Desde mi filosofía, las empresas buenas deben perdurar, y subir montañas, por decirlo de alguna manera en esta analogía, es una bellísima empresa. Y la manera de que esa perduración sea posible es a  partir de poder compartir lo poco o lo mucho que se haya aprendido. Precisamente eso es lo que busqué con los chicos de Somos Ecuador. Los once años del Desafío 14 me enseñaron mucho con victorias y derrotas, con aciertos y equivocaciones, y la mejor manera de aumentar ese capital es compartiendo lo aprendido.

Dios mediante seguiré escalando por muchos años porque es parte de mi vida. Tal vez me repetiré un ochomil  ¿quién sabe? Pero mientras tenga salud y vida sigo en el precioso mundo de las montañas.




La foto del 14x8000 en la cumbre del Dhaulagiri

Puedes darnos tu opinión acerca del montañismo actual en general y cuáles crees que serían los desafíos futuros a tener en cuenta?

El montañismo actual, como cualquier disciplina deportiva o cualquier proceso de ciencia, investigativo, académico, etc. va pasando por procesos de cambio, de mejoramiento, de crecimiento. A partir de allí se puede entender los tremendos logros que hoy se consiguen en el mismo Himalaya, en las grandes paredes del mundo, los tiempos más cortos que se hacen en los ascensos, etc. Todo esto es parte del proceso de evolución y de la dinámica normal de todo avance. Tuve la suerte de escalar con Alex Txikon cuando apenas tenía 22 años, subimos juntos la cima del Makalu, y ahora este brillante montañista, y buen amigo mío, está empeñado en la invernal del K2!  ¡Del K2! Y seguro que ya mismo lo logrará.

La expedición de este momento de Esteban y Cory. Se trata de una expedición minúscula para semejante montaña, algo así en los 70´s u 80´s era impensable. Es gratificante ver los nuevos resultados que va dejando todo proceso evolutivo, en tanto en cuanto éstos sean de mejora. Claro está!




Aconcagua Pared Sur

Cuál ha sido tu montaña más trascendental espiritual o  emocionalmente para ti en tu vida de montañero?

Sin ninguna duda que es el Cotopaxi, este volcán precioso que lo veo desde mi casa siempre que está despejado y que varias veces me he tomado un café conversando con él, diciéndole lo guapo que ha amanecido, que ya no esté enojado y deje de erupcionar…jajajaja

El Cotopaxi -Cotito como le llamo yo- es una montaña muy noble, estéticamente muy bella, permite subir casi todo el año y además está a dos horas de mi casa. ¿Qué más le puedo pedir a mi Vida?

 

Cuéntanos algo de tus proyectos, sueños por realizar (suponemos que siempre tiene alguno), tus salidas con amigos/clientes a tus queridas montañas de Ecuador…

Tan lindo es tener salud para poder seguir teniendo sueños y proyectos por cumplir.

Pues sí, gracias a Dios tengo muchos todavía: No conozco Groenlandia, tampoco el Polo Sur, no he estado todavía en la Cueva de los Tayos (una mítica cueva en las entrañas de la tierra en las entrañas de la Amazonía ecuatoriana). Ahora en septiembre, Dios mediante, me voy a escalar por primera vez en las montañas de la India.




Cima del Khan Tengri con Somos Ecuador

Las salidas con mis amigos son un deleite y totalmente necesarias para seguir divirtiéndome en la montaña. De hecho todas las expediciones de Somos Ecuador, aunque son parte de un proyecto serio, para mi han sido unas salidas a la montaña con grandes amigos para divertirnos mucho, a veces a pesar de las penurias que nunca faltan…jajajaja.

Los clientes que yo llevo a la montaña no son montañistas de experiencia, ni mucho menos, yo me he enfocado en el target empresarial-ejecutivo para llevarlos a la montaña como complemento de un proceso de coach (acabo de egresar de una Maestría en Psicología Transpersonal). Es un trabajo precioso porque les puedo acercar a las montañas a personas que antes en su vida jamás se plantearon la posibilidad de hacerlo.




En el Denali en Alaska

Qué has aprendido y vivido en las montañas que no es posible en otro lugar?

Ninguna duda de que mi Escuela de Vida, en mi caso, han sido mis queridas montañas.

¿Y por qué pasa allí y no en otro lugar? Porque en la montaña uno está “desnudo” sin títulos, sin propiedades, sin nada. Uno está allí tal cual es, con nombre, apellido y punto, zan se acabó. Lo que allí suma y aporta es la voluntad, la fuerza interior, la fe en uno mismo -y en mi caso la fe en Dios- las ganas de vivir, las ganas de gozar cada momento, las ganas de estar presente, el amor que es posible recibir en el compromiso de la cordada.

Además la montaña es el escenario más bello para el ejercicio de la Humildad, en los 47 años que llevo subiendo montañas no he visto uno solo que se salve de esa lección.

Y otra de las grandes lecciones ha sido, sin duda, poder  valorar las pequeñas cosas simples de la Vida. ¡Que gran regalo es ese

Ya con todo esto en la mochila, está hecha la Universidad de la Vida…jajajaja

 

Cómo has aprendido a gestionar las pérdidas, los duelos, los “fracasos”?

La verdad…llorando de rabia, de frustración y a veces de dolor, porque sí que jode entrenar 9 meses, estar mes y medio asediando un ocho mil y el momento del día de la cima tener que darnos media vuelta a unos 300 metros de la cumbre. Eso sí que jode…jajaja

Pero la montaña es la más bella metáfora de la Vida.  Gracias a Dios no siempre se logra, no todos los días se gana, también se pierde y eso es perfectamente hermoso porque allí está, si hay sabiduría de por medio, el gran aprendizaje de la Vida. Lo dije en la pregunta anterior: lección de humildad ante el revés, el fracaso y la derrota.




Escalando en la via West Buttres del Denali

¿Como se gestiona? El primer paso es sin duda aceptar la derrota o el fracaso. El siguiente paso es vivir, con todas las fuerzas, el dolor, la frustración, el llanto, el cabreo; pues hay que sacar la emoción. La emoción que queda reprimida y no es trabajada tarde o temprano pasa factura.

Vivido el dolor o el luto, eso sí, bien vivido como lo dije antes, entonces viene el  siguiente paso: dar vuelta la página y empezar de nuevo. Volver a la montaña y empezar a subirla.






En qué/quién crees?

Creo en el gran poder del Amor, desde el más Alto hasta el más terrenal, y todo lo que es posible a través de él .

Creo en la buena fe de las personas (aunque me han dado unos palazos, jejeje. Pero he ido asimilando las lecciones)

Creo en el inmenso poder que tiene el entusiasmo y la sonrisa franca salida desde el corazón.

Creo en la palabra y el compromiso de los grandes amigos que tengo y  que han pasado a ser parte de la familia por elección.

Creo en la maravilla que es tomarse un buen vino conversando con amigos a los que uno quiere.

Creo en el Amor de la familia como el mejor sustento para el camino de la Vida.

Creo en la perfección del Universo, aunque hay cosas que no las entiendo, pero sé que allí está el gran Amor de Dios.




Denali C1

¿A quién admiras?

De mi familia: Mi abuelito Goyo fue como el héroe de mi vida. Él era zapatero del barrio, muy querido. Era músico, tocaba la guitarra, la ocarina, las dulzainas y cantaba. Una vez a la semana se juntaba con su dupla a cantar en la zapatería y convocaba a la vecindad. Cocinaba como un crack. Los fines de semana me llevaba de paseo al campo y jamás me reprochaba cuando me ensuciaba jugando. Un crack mi abuelito.

En lo deportivo. Sin duda a Reinhold Messner por lo grande y visionario que fue para hacer todo lo que hizo. Él fue mi inspiración.

A nivel ecuatoriano: Marco Cruz y Ramiro Navarrete, un par de grandes montañistas pioneros en mi país que también fueron muy visionarios para su tiempo, lograron grandes cimas.

A nivel personal. Dos grandes empresarios de mi país, Andrew Wright y Fernando Guevara. Los dos tienen unas empresas enormes con un nivel de exigencia muy alto y jamás les he visto perder el norte, perder su esencia, perder la humildad y mantenerse como grandes seres humanos. Chapó.




En la cordillera del Karakoram

Tu visión del montañismo profesional en Latinoamérica. Por qué es tan complicado conseguir sponsors?

Estamos a mucha distancia todavía de lo que se hace en Europa y en Norteamérica. Hemos avanzado algo pero la distancia todavía es extensa.

Creo que hay muchos elementos pero creo que el más importante es sin duda la historia. El alpinismo como tal, es decir la actividad de  subir a una montaña por el simple hecho de llegar a la cima y desde allí ver el horizonte, arranca en Europa en el Mont Blanc en 1878 y como consecuencia de eso en ese mismo momento nace el oficio de guía de montaña, en los Alpes en el siglo XIX.

El primer gran conquistador de nuestros andes ecuatorianos fue el alpinista Edward Whymper sustentado en la experiencia que había ganado en Los Alpes. Alcanza la cima del Chimborazo el 4 de Enero de 1880, mientras que la primera ascensión nacional apenas se pudo realizar el 20 de enero de 1911. Ese adelanto histórico, desde mi modesto punto de vista, pesa mucho en todo el posterior desarrollo. Y a eso hay que sumarle el gran inconveniente económico por la dificultad de encontrar auspiciantes. Yo lo viví en carne propia en los largos primeros años cuando no era conocido,  lo durísimo que era juntar tres cientos  dólares para un ticket de avión. Durísimo! Y esto sucede en  buena parte  porque al no haber cultura de montaña difícilmente se puede ver en la figura de llegar a una cima una opción de retorno para una empresa.

Sin embargo estoy convencido de que  las nuevas generaciones de escaladores y montañistas latinoamericanos que ahora van emergiendo, sin duda que están aportando para acortar un poco más esa distancia.

 

¿Cómo quisieras ser recordado?

Por mis hijos, que fui un padre que les amó profundamente.

Por mi hermanita. Que sepa que le admiré muchísimo por el gran amor que tenía en su corazón.

Por mi Mary: Que fui un hombre inmensamente feliz por su sonrisa, por el sentido del humor y el amor que siempre tuvo para mí.

Por mis panas (amigos:) Porque era yo el que casi siempre convocaba a reunirnos para celebrar el canto a la vida,  de por medio una comida o subiendo a una montaña.

Por la gente que me siguió como montañista: Que pude ser una fuente de inspiración.

 




Expedición al Denali



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=11270
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=11270




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios