Expediciones

ALPINISMONLINE SPACE

La NASA pone fecha de vencimiento al Opportunity

Según anunció esta semana la agencia espacial, se pondrá especial atención al rover hasta determinada fecha, luego de verse afectado por la tormenta marciana masiva. Les contamos de qué se trata.

Alpinismonline Space | Redacción Alpinismonline Sábado 1 de Septiembre de 2018 - 14:26 591 | 0




50





Por Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Magazine



Foto de portada: Imagen artística del rover Opportunity. Obsérvese los paneles solares y su orientación, muy proclives a la acumulación de polvo. (Créditos NASA)


Como bien es sabido, una tormenta de magnitud planetaria afectó a Marte desde mediados del mes de mayo. Dicha tormenta provocó la suspensión en la atmósfera del planeta, enormes cantidades de polvo, que afectaron de distinta manera a los dos vehículos planetarios que actualmente operan en Marte, ambos enviados por la NASA en distintas circunstancias. El Opportunity, lanzado en 2003 y que opera en el planeta desde enero de 2004, y el Curiosity, lanzado en noviembre de 2011 y operativo desde su amartizaje acontecido el 6 de agosto de 2012.

La diferencia sustancial entre ambos vehículos, mas allá de la tecnología, diez años mas avanzada para el caso del Curiosity, es la fuente de alimentación. Mientras que el Curiosity opera por energía nuclear, el Opportunity lo hace gracias a la energía solar obtenida de sus paneles.

Esto ha llevado indefectiblemente a dos situaciones totalmente distintas. Mientras que el Curiosity no se vio afectado por la tormenta masiva, independientemente de efectos relacionados con la movilidad debido a la acumulación de polvo en suelo circundante, el Opportunity, al verse imposibilitado de recargar sus baterías debido a la obstrucción de la luz solar, entró automáticamente en un período de hibernación, habiendo recibido desde el centro de control, los últimos datos, vale decir, su última comunicación, el pasado 10 de Junio. Luego de ello: silencio total.

Ocasionalmente y mientras la tormenta persistiese, el Opportunity debía activarse periódicamente, analizar la posibilidad de obtener energía y en caso negativo, enviar un “aviso” a la Tierra informando algo asi: “Sin posibilidades aún de recargarme, sigo durmiendo”.




Imagen comparativa de Marte, difundida por la NASA. Marte a la izquierda sin los efectos de la tormenta masiva a comienzos de Mayo de 2018. A la derecha la imagen del planeta obtenida desde la Mars Reconnaissance Orbiter en Julio pasado, en pleno apogeo de la tormenta. (Créditos NASA)


Pues bien, pasados casi tres meses de la última comunicación, esto no ha sucedido. El contacto con el rover desde entonces ha sido absolutamente nulo.

El antecedente más próximo en este sentido, es el de su gemelo el Spirit, quien operativo también desde el mismo año que el Opportunity, quedó “atascado” en el suelo arenoso de Marte allá por 2011 y tras varios intentos de recuperarlo y comunicarse con él, fue dado por perdido a mediados de 2012. Para el caso del Spirit, dicho atasco provocó que sus paneles solares no puedan reorientarse para tomar la energía solar y el vehículo técnicamente se apagó por falta de energía.

No obstante, este tipo de tormentas son muy comunes en Marte. En el año 2007 una tormenta inclusive de mayor magnitud que la que acaba de suceder, dejó fuera de servicio por la misma causa tanto al Opportunity como al Spirit. En aquella ocasión ambos vehículos pudieros reestablecerse y seguir con su misión, la cual ya había sobrepasado por varios años la vida útil originalmente establecida.

Este tipo de tormentas, no afectan de la misma forma, tal como dijimos al Curiosity. Digamos que para éste solo representa una “importante molestia”, nada más que eso.




Una Selfie a 100 millones de kilómetros. La propia imagen obtenida por el Rover Opportunity hace algún tiempo atrás. Compuesta por la superposición de varias imágenes. Obsérvese que en óptimas condiciones atmosféricas, puede verse la acumulación de polvo entre los paneles solares (Créditos NASA)


Pues bien, vayamos a la realidad actual. El próximo 10 de Septiembre se cumplen tres meses de la falta de comunicaciones. La cantidad de polvo desplegado en la atmósfera marciana se mide con determinada graduación. El TAU, es una medida que sirve para evaluar la cantidad de polvo que se encuentra suspendido en el aire. Durante el pico de la tormenta marciana se pudo medir una cantidad de 10 TAU, valor que fue considerado por expertos de la NASA como “aterrador”. Se aguardará en consecuencia a que los valores desciendan hasta 1.5 TAU, iniciando en ese momento un período de escucha de 45 días, durante el cual se enviarán al rover determinados comandos que debieran obligarlo a responder.

Si el silencio continúa, el equipo hará la transición a la escucha pasiva, desplegando la actividad hacia las antenas de recepción de Marte en búsqueda de las mas insignificantes señales del Opportunity.

Independientemente de cuando finalice este período de 45 días, el equipo continuará escuchando pasivamente hasta finales de enero de 2019, según lo manifestó John Callas, el gerente del proyecto del Opportunity desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Finalmente si hasta fines de enero no se recibe noticias del Opportunity, éste pasará a la historia y la misión se dará por concluida, debido a que no se mantendrá personal ocupado en esta misión debido a que luego de esta fecha, las posibilidades de recuperación serán extremadamente bajas.




Esta magnífica imagen obtenida por el Opportunity en Junio de 2017, muestra la huella dejada por el propio Rover. (Créditos NASA)



Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=11112
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=11112




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios