Expediciones

ISLA SAO TOME Y PRINCIPE

Los hermanos Pou completan Cao Grande

Los Pou solventan con matrícula de honor EL FUEGO, dentro del NORTH FACE 4 ELEMENTOS

Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline Miércoles 25 de Julio de 2018 - 08:09 314 | 0




28


Todas las fotografías de Iker y Eneko Pou | Nota de prensa

 

Contra todo pronóstico -ya que solo ha dejado de llover dos días en toda la expedición- los hermanos vitorianos y el murciano Manu Ponce, solventan con doblete su aventura al Cao Grande en la isla africana de Sao Tomé y Príncipe, tras conseguir alcanzar su cumbre en dos ocasiones.

Primero se hacen con el objetivo principal que no era otro que el de abrir una nueva ruta a esta preciosa montaña, el segundo cuello volcánico más grande del planeta; además la escalaran en libre con dificultades muy altas de hasta 8b+ -la ruta pasa a ser la más difícil del Cao Grande- y una longitud de 450 metros. La bautizaran como “LEVE LEVE”, en honor al dicho popular más famoso de estas islas, que traducido al castellano sería como “Despacio, despacio” o “tranquilo, tranquilo”.

Fueron catorce horas de actividad ininterrumpida para finalizar la vía, hacer cumbre con las últimas luces-eran las 18:00 y oscurece a las 19:00- y descender de noche hasta el suelo.






Envueltos en la niebla, encontraron condiciones muy difíciles por culpa del agua, ya que en general todo el pico se encontraba muy mojado a cuenta de todo lo que había llovido los últimos días.






A pesar del cansancio acumulado, y que sobre todo, con la apertura de “Leve Leve” y la consecución de la cumbre, daban por logrado su reto dentro del proyecto “THE NORTH FACE 4 ELEMENTOS”, tras unos días de descanso, los tres escaladores hicieron un esfuerzo importante, para volver a ascender al Cao Grande por la vía inglesa (“NUBIVAGANT” 8b/450m) y conseguir la preciada primera ascensión en libre de esta línea.






Esta vez fueron doce las horas ininterrumpidas que invirtieron de suelo a suelo para lograr su objetivo; y si durante la primera ascensión el mayor problema fue la roca mojada, durante esta segunda este hándicap se multiplicó por dos, ya que escalaron prácticamente toda la ruta empapada e incluso en algunos tramos tuvieron que seguir una pequeña cascada de agua, con lo que esto conlleva en cuanto al peligro de resbalar y sufrir un accidente.

El otro peligro inminente que sufrieron durante las dos ascensiones fue el de la roca suelta: Tiraron sin querer infinidad de bloques que apunto estuvieron en varias ocasiones de producirles un accidente grave y que en alguna ocasión tras caer encima de alguna cuerda la dejaron inservible.






Ahora se encuentran muy felices de haber sabido aprovechar los dos únicos días sin lluvia para ascender hasta en dos ocasiones a esta preciosa torre de roca volcánica, que dada la persistente niebla y las continuas lluvias, han bautizado como la “Torre de Mordor”.

Además, y lo que todavía es más importante, no volvieron a tener otro encontronazo con la temible cobra negra, con lo que ahora mismo respiran aliviados…

También han quedado gratamente sorprendidos con la belleza del país, la calidez y amabilidad de sus gentes, y prometen volver a esta maravilla de la naturaleza en el momento que tengan oportunidad.








Nota principal: http://www.alpinismonline.com/mz-notas.asp?id=11079
Versión imprimible: http://www.alpinismonline.com/mz-notas-print.asp?id=11079




Comentarios (0)

Comenta sin registrarte


Se podrá comentar dentro de los 5(cinco) días de publicada la nota



Esta nota ya se encuentra cerrada a comentarios