Revista digital de montaña
© 2008-2017
Buenos Aires | Argentina

USUARIO
CONTRASEÑA

 

Buscar

 

  1996 - 10 DE MAYO - 2016
Everest veinte años

A la memoria de: Andy Harold Harris, Doug Hansen, Yasuko Namba, Tsewang Samanla, Dorje Morup, Tsewang Paljor, Scott Fischer, Robert Edwin Hall

Martes 10 de Mayo de 2016 - Hora: 11:43
Redacción Alpinismonline
Nepal




 

 

Por Carlos Eduardo González | Redacción Alpinismonline

 

Robert Edwin Hall, nació el 14 de enero de 1961 en Nueva Zelanda. Al momento de su muerte había completado su quinta cumbre en el Monte Everest, el hombre (no sherpa) con mayores cumbres en la montaña más alta del planeta, hasta ese momento.

En su juventud, escaló ampliamente los Alpes del Sur, en su país natal, conociendo a Gary Ball en 1988, quién sería su gran amigo y compañero de montaña, de ahí en más. Ambos buscaron patrocinios para sus expediciones, tal como lo intentan hacer todos los escaladores, debido al alto costo de este tipo de empresas. En 1992 deciden fundar Adventure Consultants que en muy poco tiempo se convertiría en una empresa líder de expediciones guiadas. El objetivo: ganar dinero llevando a sus clientes a la cumbre de la montaña más alta del planeta, a la que luego se irían agregando otras tantas.
Adventure Consultants fue, desde su creación, una de las empresas comerciales de expediciones más importantes, de hecho, lo sigue siendo hoy en día.

Pero lo que menos esperaban tanto Robert Hall como Gary Ball, era pasar a la historia formando parte de la gran tragedia del Monte Everest de 1996, solo superada en 2014 y 2015 en lo que se refiere a montañistas fallecidos, debido a la gran avalancha de la cascada de hielo, en el primero de los casos, y el terremoto que asoló Nepal hace exactamente un año atrás.

De todas maneras, estos dos sucesos, no son comparables con la tragedia de 1996. Si bien ambos se cobraron un número mayor de víctimas, se sucedieron por motivos totalmente distintos a lo que vamos a relatar ahora.

La expedición al Everest de 1996 de Adventure Consultants estaba integrada por ocho clientes y tres guias de montaña. Los guias eran Robert Hall, Mike Groom y Andy Harris y entre los clientes se destacaba Jon Krakauer, un periodista asignado por la revista de montaña Outside.

Hall había negociado un trato con Outside para un espacio de publicidad a cambio de una historia sobre la creciente popularidad de las expediciones comerciales al Everest.

Aquél viernes 10 de mayo de 1996, las principales expediciones comerciales se encontraban establecidas en el Campo 4, a 7900m al que habían arribado en la tarde del día anterior bajo un fuerte viento que fue intensificándose al caer la noche y que en un momento, hizo poner en riesgo el intento de cumbre.

Apenas pasada la medianoche, el viento cesó y la ventana de buen tiempo se hizo notoria en toda el área próxima a la cumbre.

Robert Edwin Hall (Foto de archivo)

Fue en ese momento en que todos los equipos decidieron poner rumbo en busca de la cima, eran las 0.30 horas.

El intento se inició por la neocelandesa Adventure Consultants, acompañado principalmente por el equipo de Mountain Madness, oriunda de Seattle, Usa, que estaba comandada por Scott Fischer.

Pero los contratiempos empezaron al poco tiempo de iniciar el ascenso. Al arribar al escalón Hillary, descubrieron que las cuerdas fijas no habían sido emplazadas. Este hecho derivó en un retraso de una hora mientras se las colocaban. Cada minuto, bajo un viento que se hacía cada vez más intenso, semejaba a una eternidad.

Debido a que 33 escaladores se encontraban intentado hacer cumbre el mismo día, y a que Hall y Fischer, jefes de sus respectivas expediciones, le habían pedido a sus clientes permanecer a 150 metros uno del otro, se formaron cuellos de botella en la única cuerda fija en el Escalón de Hillary. Muchos de los escaladores continuaban sin hacer cumbre a las 2:00 pm, la última hora segura para regresar al Campo IV antes del anochecer. Se había establecido la hora de 2:00 pm como límite para inciar el descenso.

Ang Dorge, el sherpa en jefe de Adventure Consultants junto sherpas de otras expediciones aguardaron en la cumbre a la llegada de los clientes.

Se comenzó con el descenso desde la cumbre pasadas las 15 horas. Demasiado tarde. Ang Dorje encontró al cliente Doug Hansen por encima del Escalón de Hillary, y le ordenó descender. Hansen se negó. Cuando Hall llegó al lugar, envió a los Sherpas a bajar para ayudar a los otros clientes, y declaró que se quedaría para ayudar a Hansen, quien se había quedado sin oxígeno adicional. Hansen finalmente alcanzó la cumbre, con la ayuda de Hall.

Alrededor de las cinco de la tarde, la tormenta de nieve se desató en la cara sudoeste del Monte Everest, golpeando fuertemente a todos los escaladores que estaban descendiendo, disminuyendo la visibilidad y borrando el rastro de retorno desde la cumbre hasta el campo 4. Lo peor que podía suceder, estaba sucediendo.

Andy Harris comenzó a ascender al Escalón de Hillary a las 5:30 pm, con agua y oxígeno adicional para asistir a Hansen. A las 4.40 del día siguiente, once horas después, Robert Hall se comunicó por radio informando que se encontraba en la cumbre sur y que Doug Hansen había fallecido a consecuencia de una caída y que Andy Harris estaba desaparecido.


La expedición de Adventure Consultants al Everest de 1996. Robert Hall es el quinto sentado desde la izquierda

Definitivamente, Robert Hall se encontraba para entonces en una situación por demás comprometida. No podía aspirar oxígeno embotellado porque el regulador se había congelado. Si bien mantenía contacto radial, su condición se fue deteriorando rápidamente. Hacia las 9 de la mañana del 11 de mayo, había logrado solucionar el tema del oxígeno, pero sus congelaciones en manos y pie le impedían utilizar las cuerdas fijas para continuar con el descenso.

Poco tiempo más tarde llamó nuevamente por radio al campo base y pidió comunicarse con su esposa, que estaba en Nueva Zelanda, a pocas semanas de dar a luz. Durante la comunicación le dijo que se encontraba razonablemente cómodo, concluyendo con esta frase: "Duerme bien mi amor. Por favor, no te preocupes demasiado.".

Rato después, murió y su cuerpo fue encontrado el 23 de mayo por montañistas de la expedición IMAX. Su cuerpo permanece en la montaña.

Jon Krakauer publicó poco después del desastre un artículo en la revista Outside y en un libro titulado Into Thin Air. En ambos, especuló que los retrasos provocados por las cuerdas fijas, así como la decisión de los guías de no hacer cumplir el tiempo de regreso a las 2:00 pm, fueron los responsables de las muertes. Krakauer fue criticado por la viuda de Hall por publicar su última conversación. La transmisión de radio de Hall desde la arista de la cumbre fue retransmitida entre radios y luego conectada con su esposa en casa. La transcripción de la última conversación de Hall con su esposa fue impresa en el libro.

Por su parte, Scott Fischer crea Mountain Madness unos años antes que Adventure Consultants, también una de las líderes hoy en día.

Para esta expedición al Everest de 1996, Fischer ascendía guiando junto a Anatoli Boukreev y Neal Beidleman, llevando a ocho de sus clientes hasta la cumbre. Pero Fischer sucumbió ante el edema pulmonar provocado por el mal de altura. El 11 de mayo Boukreev logra llegar hasta Fischer pero ya era demasiado tarde. Hoy en día, una pila de piedras conmemorativa se encuentra en lo alto de una colina cerca de Lobuche, en el sendero hacia el campamento base del Everest, están colocadas en honor a Scott Fischer.


Scott Fischer de Mountain Madness

¿Que llevó finalmente a esta tragedia? Como en la mayoría de las tragedias, puede resumirse en un conjunto de situaciones desafortunadas que se conjugaron para producir el desenlace.

En las horas previas al intento de cumbre, los partes meteorológicos pronosticaban una fuerte tormenta que alcanzaría su pico de intensidad hacia el 11 de mayo, lo que dejaba un brevísimo espacio para el intento de cumbre el 10 de mayo. Los montañistas debían descender rápidamente para no ser sorprendidos por la tormenta, que finalmente los sorprendió en la madrugada del 11 de mayo.

El retraso en el escalón Hillary, provocado por la espera para concluír con el establecimiento de cuerdas fijas, hizo perder un tiempo valiosísimo que luego derivó en un descenso tardío de la cumbre, apoyando en cierta forma algunos dichos de Jon Krakauer.

Y un elemento adicional: la baja presión mucho mas pronunciada que lo habitual, hizo descender el nivel de oxígeno en la atmósfera, hecho que a esas alturas es prácticamente mortal.


Robert Hall y su esposa tiempo antes de la expedición de 1996

Hoy en día, todas estas alternativas son previstas por parte de los equipos comerciales. Normalmente en la ruta del collado sur, se establecen año tras año, cuerdas fijas, que llegan hasta los confines de la mismísima cumbre. Luego de ello, llegan los clientes.

El Monte Everest no es el ochomil mas complejo en lo que respecta a la ascensión. De hecho, comparado con otros ochomiles mas mortíferos, digamos Annapurna, Nanga Parbat y K2, sería algo así como una "caminata campestre". Pero tiene un elemento adicional que potencia su peligrosidad y es necesario manejar los tiempos con una estrategia muy precisa, para no caer en situaciones como la acontecida en esta tragedia: la altura límite.

¿Que significa eso? Pues bien, dicen los entendidos (no quien relata), que el Everest tiene la altura precisa. Si tuviese doscientos metros mas de altura sería practicamente imposible accederlo. Todos sabemos, los que amamos la montaña, las grandes montañas, que mas allá de los ocho mil metros, se inicia la denominada "zona de la muerte". A partir de allí el cuerpo humano, literalmente, empieza a morir. Es imperioso entonces, permanecer el menor tiempo posible a esa altura y bajar de inmediato. De allí que lo que se denomina "ataque a la cumbre", debe realizarse de forma rápida y precisa, arrancando por debajo de los ocho mil y retornando, luego de la cumbre, nuevamente al último campo donde se inició el ascenso final, en el tiempo preestablecido. Cualquier demora jugará inexorablemente en contra. El ataque final a la cumbre del Everest -vale para cualquier ochomil- es mas un juego de ajedrez, que una escalada, juego donde las piezas blancas son manejadas por la montaña.

 

En memoria de los fallecidos en la tragedia de 1996

Andy Harold Harris
Doug Hansen
Robert Edwin Hall
Yasuko Namba
Scott Fischer
Tsewang Samanla
Dorje Morup
Tsewang Paljor

 

Acerca del Monte Everest

8000 metros es la altura de inicio de la "zona de la muerte"
8848 metros es la altura del Monte Everest
12000 personas han intentado llegar a su cumbre
8000 personas han alcanzado su cumbre
4000 de esos 12000 intentos fueron fallidos
250 personas han fallecido escalando el Everest
120 cadaveres permanecen en el Everert
En la década de 1950, fueron 6 cumbres, 1 fallecidos
En la década de 1960, fueron 18 cumbres, 6 fallecidos
En la década de 1970, fueron 78 cumbres, 48 fallecidos
En la década de 1980, fueron 183 cumbres, 59 fallecidos
En la década de 1990, fueron 882 cumbres, 59 fallecidos
En la década de 2000, fueron 5048 cumbres, 69 fallecidos
En la década de 2010, hasta la fecha, fueron 2852 cumbres, 56 fallecidos

 



#10586-2173


Galería de imagenes | Click sobre la imagen para ampliar

La expedición al Everest de Adventure Consultants de 1996


Comentarios (0)
Alpinismonline | Buenos Aires | Argentina
© 2008-2016

 

Síguenos en Facebook
   
Todos los derechos reservados | Prohibida la copia o reproducción de los contenidos de Alpinismonline sin la autorización del editor
 
Vía de contacto

#3170998 - 13477

REDACCION

Carlos Eduardo Gonzàlez
Juliàn Navarro 5565
(B1606BDE) Carapachay
Buenos Aires | Argentina
Phone: 0054-11-5694-5171

 

Artículos e informes especiales
   
EL PARQUE NACIONAL SAGARMATHA EXPEDICION FRANCESA SUR ACONCAGUA
EL PARQUE NACIONAL MAKALU-BARUN EL GRAN SECRETO DEL MONTE EVEREST
EL LANGTANG NATIONAL PARK LA MAGIC LINE DE JORDI COROMINAS
KANGCHANJUNGA CONSERVATION AREA LA TRAGEDIA DE LOS HERMANOS MESSNER
MANASLU CONSERVATION AREA LA OBSESION POR CONQ. UNA MONTAÑA
ANNAPURNA CONSERVATION AREA CABLECARRIL CHILECITO-LA MEXICANA
PAKISTAN NORTHERN AREAS  
   
Acceso a base de cumbres Entrevistas exclusivas
   
Ochomiles Simone Moro
Himalaya Edurne Pasaban
Karakoram Carlos Pauner
Andes Christian Vitry
Todas las cumbres Lina Quesada
  Javier Maskarell