Revista digital de montaña
© 2008-2016
Buenos Aires | Argentina

USUARIO
CONTRASEÑA

 

Buscar

 

 
Carlos Pauner y Juanito Oiarzábal no habrían logrado alcanzar la cumbre del Shisha Pangma

Les mostramos el parte de expedición de Carlos Pauner donde relata los hechos acontecidos y deja abierta la duda acerca de la cumbre.

Lunes 14 de Mayo de 2012 - Hora: 11:23
Redacción Alpinismonline
España




En su sitio web, Carlos Pauner publicó en el día de ayer el relato completo de la cumbre conseguida en el Shisha Pangma junto a Juanito Oiarzábal, Juanjo Garra y Ariel Perinetti. En el parte de expedición el propio Carlos pone en duda el haber alcanzado la verdadera cumbre del Shisha.

Les copiamos el texto completo del relato extraído de la web de Carlos Pauner:

"Acabo de llegar, desde los ocho mil metros de altura, al campo base del Shisha, junto con Juanjo. Estamos agotados, por no decir lo siguiente. Nuestras caras denotan un contundente y especialmente duro trabajo en alta cota. Casi sólo nos queda un ápice de energía para seguir despiertos. Conforme pasamos por los demás campamentos aquí instalados, salen los alpinistas a felicitarnos: "Good job guys...". Nos han seguido en toda nuestra odisea desde este lugar, al principio con prismáticos y luego siguiendo la referencia de nuestras lámparas frontales. Nos abrazan con sinceridad, reconociendo, como alpinistas, un trabajo llevado hasta el límite.La verdad es que me siento satisfecho, orgulloso de haber dado todo en este gigante y de haber escalado una ruta excepcional.

Todo comenzó el pasado día 9 de mayo, cuando de un tirón nos colocamos en el campo 2 a 6.800 m de altura. Largo, muy largo y con la tónica general de esta expedición: nieve profunda..Al día siguiente recorrimos el largo valle que lleva al campo 3, tras superar el último trecho muy empinado. Desde este enriscado lugar a 7.400 m ya se ve la arista que lleva a la cima central (La más baja y la normalmente escalada por el 99 % de las expediciones) y el largo recorrido, más a la izquierda, de la ruta que lleva hasta la cima principal, la más alta, ruta que lleva el nombre de un buen amigo: Iñaki Ochoa de Olza. La noche de autos, nos despertamos a las 3 de la mañana. Hay una neblina que lo cubre todo y no podemos encontrar la ruta en esas condiciones. Decidimos retrasar la salida y así poco a poco salimos a las 5 y 45 del día 11. Ya desde el comienzo tenemos que abrir huella profunda para atravesar hacia la izquierda toda la franja de hielo hasta el inicio de la ruta. Comenzamos la escalada, por un terreno pendiente y de nieve profunda. Cada paso cuesta y nos afanamos los 6 en ponernos a la labor (Se nos han unido dos Finlandeses en esta cruzada). Poco a poco vamos ganando metros, aunque las horas también van pasando. Aquí no hay cuerdas fijas, sólo nieve pendiente y tus propios medios, lo cual me hace recordar las primeras expediciones, tan alejadas a veces de las largas tiradas de cuerda con jumar de muchas montañas conocidas. Estoy especialmente motivado y fuerte y me lanzo hacia arriba abriendo gran parte de la ruta. Atardece y nuestro ánimo continúa intacto. Sabemos que el día va a ser bueno hasta mitad de noche (Nuestros amigos de AEMET nos lo chivan) y eso nos anima a seguir. Llegamos a un lomo de cota 7.950 m y continuamos por la arista, ya con las últimas luces del día. El paisaje es soberbio desde aquí. Se ve atardecer en el Everest, Makalu, Lhotse y Cho Oyu. Continuamos ya en oscuridad y llegamos a una cresta que es lo último que hemos vislumbrado. Una vez arriba,la obscuridad lo envuelve todo. Hemos llegado al límite. Hay que bajar. Creemos que hemos llegado a lo más alto, pero no estamos seguros. No importa. Ahora hay que bajar en medio de la noche, destrepando sin cuerdas fijas todo lo que hemos escalado. Pasan las horas, comienza el frío intenso, pero finalmente llegamos a nuestra tienda del campo 3. Son las 4 y 17 min de la mañana. Hemos empleado 22 horas y media en escalar esta ruta, que estaba en unas condiciones deplorables, a tono con la temporada que hemos tenido. Estamos agotados, pero satisfechos por haber dado todo en una ruta extraordinaria. Con unas condiciones más favorables, la habríamos escalado en la mitad de tiempo. Lo importante es haber luchado, no haber reblado y haber continuado hasta el límite. Alcanzamos ese punto a más de 8.000 metros a base de esfuerzo y tesón. En la oscuridad de la noche no supimos si era el punto más alto u otro muy cercano. No me importa. Tengo la sensación casi perdida de haber escalado en el puro HImalaya. He luchado hasta el límite y he alcanzado lo más alto. De momento, para mi el Shisha es historia, aunque se que tendré que volver algún día para verificar la cima como tiene que ser, con fotos, luz y taquígrafos. Así es este oficio. De momento me quedo con esta sensación y con la vista puesta ya en el Everest. No hemos acabado Shisha, pero me voy muy tranquilo de tus faldas. Nos volverenos a ver las caras algún día."

"



#10381-2020


Galería de imagenes | Click sobre la imagen para ampliar



Comentarios (0)
Alpinismonline | Buenos Aires | Argentina
© 2008-2016

 

Síguenos en Facebook
   
Todos los derechos reservados | Prohibida la copia o reproducción de los contenidos de Alpinismonline sin la autorización del editor
 
Vía de contacto

#2937665 - 3728

 

Artículos e informes especiales
   
EL PARQUE NACIONAL SAGARMATHA EXPEDICION FRANCESA SUR ACONCAGUA
EL PARQUE NACIONAL MAKALU-BARUN EL GRAN SECRETO DEL MONTE EVEREST
EL LANGTANG NATIONAL PARK LA MAGIC LINE DE JORDI COROMINAS
KANGCHANJUNGA CONSERVATION AREA LA TRAGEDIA DE LOS HERMANOS MESSNER
MANASLU CONSERVATION AREA LA OBSESION POR CONQ. UNA MONTAÑA
ANNAPURNA CONSERVATION AREA CABLECARRIL CHILECITO-LA MEXICANA
PAKISTAN NORTHERN AREAS  
   
Acceso a base de cumbres Entrevistas exclusivas
   
Ochomiles Simone Moro
Himalaya Edurne Pasaban
Karakoram Carlos Pauner
Andes Christian Vitry
Todas las cumbres Lina Quesada
  Javier Maskarell